10 Características de la

Reproducción sexual y asexual

Te explicamos qué son la reproducción sexual y asexual, tanto en plantas como en animales. Además, cómo ocurre en humanos.

reproduccion sexual asexual
Cada forma de reproducción tiene leyes de herencia genética diferentes.

¿Qué son la reproducción sexual y asexual?

La reproducción sexual y asexual son las dos formas generales de reproducción conocidas en todos los seres vivos. Cada una implica un conjunto de métodos específicos de reproducción, típicos de cada especie, y se distinguen en su base genética, o sea, en las leyes de la herencia genética que las rigen.

Así, la reproducción asexual, la más primitiva de ambas, implica la generación de individuos nuevos a partir de un mismo y único progenitor. Esto significa que el progenitor duplica su material genético para crear réplicas idénticas de sí mismo.

En cambio, la reproducción sexual requiere de dos individuos combinando la mitad de sus códigos genéticos respectivos. De esta manera se logra una fusión única de células que produce un nuevo individuo, de material genético propio y singular.

Este método requiere de la producción de células especializadas o células reproductivas, llamadas gametos. A diferencia del resto de las células poseen la mitad de la carga genética del individuo. La misión única de dichas células es combinarse con otra del sexo opuesto para generar un individuo nuevo.

  1. Importancia de la reproducción

La reproducción es uno de los cometidos principales de los organismos.

Todas las formas de vida tienen una u otra forma de producir nuevos individuos jóvenes.

De esta manera se perpetúa la especie.

Puede interpretarse como la forma en que la vida vence a la muerte: los individuos perecen, pero la especie persiste en el tiempo.

También existe, en el caso de los seres vivos pluricelulares y complejos, la necesidad de reparar tejidos dañados y reponer células viejas. Dicha necesidad se satisface también a través de la reproducción, pero a menor escala: la de las células del cuerpo.

  1. Reproducción asexual en animales

reproduccion asexual animales
Algunos equinodermos pueden reproducirse por fragmentación.

Los animales que acuden a la reproducción asexual para formar individuos nuevos, generalmente, son aquellos unicelulares y primitivos, llamados protozoarios. Les basta con alcanzar cierto grado de madurez o crecimiento para iniciar una fase de división celular que puede ser:

  • Fisión binaria (aunque este proceso es más común de los procariotas, seres vivos mucho más simples todavía).
  • Mitosis (en organismos más complejos).

La mitosis consiste en la división de las células eucariotas en dos descendientes genéticamente idénticas. Eso se logra a través de la replicación del núcleo celular y del ADN que contiene. Una vez que está duplicado, se aleja uno del otro dentro de la célula, duplicando los orgánulos.

Una vez que tanto la célula como los orgánulos se encuentran por duplicado, se estrangula el citoplasma, hasta separar del todo las dos nuevas descendientes.

Además de ser utilizado por organismos simples para la reproducción, este mecanismo tiene lugar en las células somáticas (dotadas del material genético completo) de los animales, en los casos en que se necesita aumentar los tejidos con células idénticas. Esto ocurre durante el crecimiento del cuerpo o durante la reparación de los tejidos dañados.

Aunque la mayor parte de los animales no utilizan este mecanismo para la reproducción de individuos (ya que se reproducen sexualmente), existen excepciones. Son animales dotados de totipotencia embrionaria, esto es, que sus células pueden no sólo multiplicarse, sino diferenciarse y reconstruir los tejidos necesarios para crear un organismo entero.

Las esponjas, equinodermos, anélidos y algunos lagartos son animales capaces de reproducir un individuo entero a partir de una sola célula por diversos métodos:

  • Bipartición (división en dos de un individuo)
  • Fragmentación (construcción de individuos enteros a partir de sus fragmentos)
  • Partenogénesis (creación de un individuo idéntico de gametos femeninos no fecundados)
  1. Reproducción asexual en plantas

reproduccion sexual asexual plantas
De una simple hoja crecen brotes para una nueva planta.

Las plantas pueden reproducirse tanto sexual como asexualmente, dependiendo de las condiciones. La reproducción asexual se da, al igual que en los animales, para la construcción de los tejidos nuevos necesarios para el crecimiento, la regeneración de tejidos dañados o creación de estructuras nuevas.

Pero, además, las plantas pueden reproducirse asexualmente generando de individuos enteros e idénticos genéticamente al progenitor. Para ello no requieren de la floración y la polinización, sino de la partir de tallos, rizomas, brotes, mitoesporas (esporas generadas por mitosis) o propágulos.

Muchas plantas se reproducen así en ciertas condiciones y acuden a la reproducción sexual cuando hace falta incrementar la variedad genética.

  1. Reproducción sexual en animales

reproduccion sexual animales
La reproducción sexual otorga variantes genéticas en una misma camada.

Los animales disponen de la reproducción sexual para generar organismos nuevos. A través de la combinación del propio ADN con el de otros individuos de la misma especie se logran más variaciones genéticas.

Este proceso es útil para la especie porque previene la acumulación de mutaciones genéticas o defectos durante la replicación del ADN. Incluso si un animal da a luz a tres o cuatro descendientes en una camada, cada uno poseerá información genética ligeramente distinta.

La reproducción sexual requiere de la creación de gametos, generalmente espermatozoides (masculinos) y óvulos (femeninos). Cada uno posee la mitad de la carga genética del individuo (n, haploide) y son células especializadas para la reproducción.

Un espermatozoide y un óvulo deben encontrarse y producir un cigoto (óvulo fecundado). Dependiendo de la especie, este encuentro ocurre en el ambiente o dentro del cuerpo de la hembra. En este segundo caso, en algunas especies la hembra luego deposita huevos (ovíparos) de los que saldrá luego la cría, o bien da luz a las crías vivas (vivíparos).

  1. Reproducción sexual en plantas

reproduccion sexual plantas
Las abejas colaboran con la reproducción sexual de las plantas.

Cuando las plantas producen flores, semillas y frutos, se reproducen sexualmente. Para ello requieren del intercambio del polen cargado de material genético entre plantas, por acción del viento o de animales que son atraídos por el olor de sus flores (como las abejas o los colibríes) y los llevan de las estomas de una, a los pistilos de otra.

Una vez fecundadas, las flores generan semillas y dichas semillas son arrojadas al medio ambiente. Si las condiciones son propicias, estas semillas luego generan nuevos individuos con genoma propio, si las condiciones se dan.

En ocasiones las plantas producen frutos que rodean a las semillas. Esto le brinda a las semillas mejores chances de esparcirse y alejarse del progenitor, ya sea por acción del viento o de los animales que comen la fruta y se llevan la semilla.

  1. Ejemplos de reproducción sexual

reproduccion sexual asexual animales
Los mamíferos se reproducen por fecundación interna.

La reproducción sexual es la más abundante de los seres vivos pluricelulares. Son ejemplos de ello:

  • La polinización de las flores de los árboles.
  • La fecundación interna de los mamíferos que luego paren a sus crías.
  • La fecundación externa de ciertos peces, cuyas hembras depositan los huevos para que el macho los fecunde por separado.
  1. Ejemplos de reproducción asexual

reproduccion asexual bacterias
Las bacterias se reproducen por bipartición.

La reproducción asexual es común en el mundo primitivo:

  • Las bacterias se reproducen mediante bipartición una vez alcanzado cierto tamaño en los medios propicios para ello.
  • Las plantas también pueden hacerlo, mediante retoños, rizomas, gajos o injertos.
  • Organismos que generan esporas y endoesporas, como los hongos.
  1. Importancia de la reproducción asexual

La reproducción asexual es la más simple de las reproducciones. Es clave en la colonización de los hábitats por las formas de vida porque donde un individuo prospera pronto se encuentran docenas, luego cientos e incluso miles de individuos iguales. Al no competir con otras especies, prosperan con rapidez.

  1. Importancia de la reproducción sexual

La reproducción sexual representa un salto adelante evolutivo respecto a la asexual, ya que permite una combinatoria genética. En primer lugar, esto protege a la descendencia de compartir los mismos genes y por ende las mismas mutaciones o defectos de replicación del ADN.

Por otro lado, la reproducción sexual otorga a la especie mayor diversidad, ya que cada descendiente tiene un genoma un tanto diferente. Esta diversidad favorece la adaptación. Por eso, este modo de reproducción fue clave para el surgimiento de la vida compleja y de los seres pluricelulares, dotados como están de células muy especializadas.

  1. Reproducción humana

reproduccion sexual asexual humana
Tanto el espermatozoide como el óvulo aportan material genético.

La reproducción humana es siempre de tipo sexual, es decir, requiere de la producción de óvulos (por la mujer) y espermatozoides (por el hombre). Ambos se ponen en con en contacto en el vientre de la mujer, habitualmente a través del coito o bien por métodos artificiales de inseminación.

Luego de 9 meses de división celular y de formación de un individuo único, éste es parido por la mujer y se suma así un nuevo miembro a la especie. Genéticamente es similar a ambos padres, pero su ADN es único e irrepetible.

Existe la posibilidad, claro está, de reproducir asexualmente a un ser humano, mediante técnicas como la clonación. Pero dichos experimentos no están bien vistos éticamente. Sin embargo, el ser humano, como cualquier otro animal, cuenta con la reproducción asexual de sus células, para restitución de tejidos o crecimiento.

Referencias:

  • “Reproducción sexual” en Wikipedia.
  • “Reproducción asexual” en Wikipedia.
  • “Reproducción sexual y asexual” en Portal Académico CCH de la Universidad Nacional Autónoma de México.
  • “Reproducción: asexual vs. sexual” en cK-12.
  • “Reproducción asexual y sexual: Mitosis y Meiosis” en Cursos O en Universidad Nacional de Educación a Distancia.
  • “La reproducción sexual y asexual” en ABC Color.

¿Cómo citar?

"Reproducción sexual y asexual". Autor: Julia Máxima Uriarte. Para: Caracteristicas.co. Última edición: 17 de febrero de 2019. Disponible en: https://www.caracteristicas.co/reproduccion-sexual-y-asexual/. Consultado: 16 de julio de 2019.