10 Características de los Seres Vivos

Te explicamos qué son los seres vivos y cuáles son sus características principales. Resumen de sus funciones vitales y niveles de organización.

ojos del gato
Los organismos vivos perciben lo que ocurre en el ambiente.

Seres Vivos

La vida alude a aquella unidad organizada que es capaz de llevar a cabo ciertas acciones, como metabolizar, reproducirse y evolucionar.

Los seres vivos son aquellas criaturas de distintos tipos, producto de altísimos niveles de organización de la materia orgánica, capaces de llevar a cabo diversos procesos de intercambio de energía e información con el medio ambiente y con otros seres vivos, como son obtener energía, crecer, reproducirse y evolucionar.

Los límites entre lo considerado vivo y no vivo, son de por sí difíciles, ya que aún no se sabe en qué consiste exactamente eso que distingue a los seres vivos de la naturaleza inorgánica que los rodea. Ciertos abordajes prefieren pensar la vida como un sistema complejísimo que se perpetúa a sí mismo y que se mantiene operante mientras conserve su ordenamiento interior.

Los seres vivos, del mismo modo, presentan un conjunto mínimo de características compartidas que pueden ser comprendidas como los rasgos propios de la vida tal y como la conocemos.

Relacionado: Ecosistemas.

Características de los seres vivos

  1. Composición celular

Según lo establece la Teoría celular, una de las principales aproximaciones fundamentales de la biología al estudio de los seres vivientes, éstos se encuentran siempre constituidos por unidades mínimas de organización corporal denominadas células. Éstas presentan una enorme especificidad en su constitución y sus funciones, así como procesos metabólicos y organizativos propios.

En base a este hecho, los seres vivos se diferencian a grandes rasgos entre los constituidos por una sola célula (unicelulares) y los constituidos por muchas células (pluricelulares). En el caso de estos últimos, las células sacrifican su autonomía para funcionar como un todo altamente jerarquizado y organizado.

  1. Homeostasis

Dado que los seres vivos dependen de su estabilidad y organización para subsistir, deben combatir el grado de desorden (entropía) de sus organismos mediante estrategias de regulación del medio interno, sobre todo en lo que a temperatura, pH y concentración de nutrientes se refiere. A este proceso de balance interior se le conoce como ADN.

  1. Irritabilidad

Se conoce como irritabilidad a la capacidad inherente de los seres vivos de relacionarse con su entorno y reaccionar a los estímulos que de éste provengan. Esto no significa que todos reaccionen igual, obviamente, pero sí que ningún ser vivo puede existir sin un vínculo con su medio ambiente, ya sea para intercambiar materia o energía.

Así, un ser vivo responderá a determinados estímulos como olores, sonidos, movimientos, de acuerdo a su rol en la naturaleza y a su estado en el momento del estímulo. Lo mismo ocurre con la sed, el hambre y las sensaciones internas, reflejo de las necesidades para mantener la homeostasis.

  1. Metabolismo

mapache comiendo

Dado que mantener un grado de organización estable consume materia y energía, los seres vivientes poseen diversos mecanismos para obtenerlas del medio ambiente. Estos procesos son llamados “metabólicos” y suele implicar dos procesos fundamentales:

  • Anabolismo. Se componen sustancias complejas a partir de nutrientes sencillos y se consume energía en el proceso.
  • Catabolismo. Se descomponen nutrientes complejos para obtener el material sencillo para componer nuevas sustancias de diversa índole, y se libera energía en el proceso.
  1. Desarrollo y crecimiento

El metabolismo de los seres vivos los provee no sólo de la energía para sostenerse en pie, sino también de los insumos (energéticos y materiales) para hacer más compleja su propia estructura y crecer y reproducirse.

Estos procesos inherentes a la vida (crecer, desarrollarse, reproducirse) consumen energía y materia, pero perpetúan la existencia en el propio cuerpo y en el cuerpo de la prole o descendencia.

  1. Reproducción

flamingos

La reproducción, como estrategia para superar el fallo inevitable de los organismos vivos que conduce a la muerte, es también propio de los seres vivientes. Existen, en principio, dos formas conocidas de perpetuación de la especie:

  • Asexual. Un mismo individuo, que ha crecido y se ha desarrollado al punto adecuado, puede dividirse físicamente en dos individuos nuevos, genéticamente idénticos al predecesor (excepto en el caso de mutaciones), que reinician el ciclo. Es la forma de reproducción típica de los seres unicelulares.
  • Sexual. Un proceso un tanto más complejo, en el que dos individuos desarrollados pueden juntar parte de sus materiales genéticos y crear un tercer individuo cuyo genoma será totalmente nuevo, si bien semejante parcialmente al de ambos progenitores. Los seres pluricelulares se reproducen de esta manera, ya que poseen células especializadas en la reproducción (gametos).
  1. Adaptación

La vida debe entenderse como un ejercicio dinámico, esto es, en constante cambio. Los seres vivos compiten entre sí por adaptarse al medio ambiente de la mejor manera, de modo que los cambios que se produzcan en éste no conduzcan a la extinción sino al reacomodo, al cambio, a la variación adaptativa.

Por ejemplo, los primeros seres marinos que desarrollan poco a poco la capacidad para respirar, se adaptaron a la sobrepoblación de los mares incursionando en un terreno nuevo y desconocido, pero listo para su colonización: la tierra.

De esta manera los seres vivos se aferran a la existencia en contra de distintas adversidades, aumentando las probabilidades de supervivencia de la especie.

  1. Evolución

tortuga marina - seres vivos

Consecuencia directa de la adaptación de las especies y de la selección natural fruto de su lucha por prevalecer sobre otros individuos y sobre otras especies, la evolución es otra característica importante de la vida. Eso que Darwin llamó la “sobrevivencia del más apto”, consiste en la extinción de las especies menos adaptativas, permitiendo que su lugar lo ocupen otras con una mayor y mejor preparación para sobrevivir.

Este proceso, a lo largo de miles de millones de años, arrojó cada vez formas de vida más compleja en diversos niveles, hasta dar con el ser humano, y continúa ahora su en otros campos vitales.

  1. Inteligencia

Muchos de los seres vivos muestran diversos grados de inteligencia, esto es, de autoconciencia, memoria y capacidad de decisión para resolver de la manera más provechosa sus problemas puntuales. Esta inteligencia puede variar en grado (el hombre es la especie más inteligente que se conoce) y suele constituir una herramienta de supervivencia poderosa, capaz de organizar social y biológicamente a las criaturas.

  1. Genética

adn - código genético

Por último, la genética y la transmisión de la información biológica a las nuevas generaciones de la misma especie para conservar los cambios y las adaptaciones logradas, son la base de la cadena de la vida.

En el interior de las células se encuentra el material genético, dispuesto en largas cadenas de proteínas llamadas ADN y ARN (Ácido Desoxirribonucleico y Ácido Ribonucleico respectivamente), encargadas de replicarse una y otra vez a medida que la célula se reproduzca y a medida que sintetice o construya las sustancias necesarias para su supervivencia (o del ser vivo como un todo).

Este material genético es el código de funcionamiento de la vida, sus instrucciones de fabricación bioquímica.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características de los Seres Vivos". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/seres-vivos/