10 Características del
Sincretismo

Te explicamos qué es el sincretismo, en la cultura, la religión, el arte, la lengua y la política. Además, su origen y los principales ejemplos.

sincretismo
En el sincretismo, dos tradiciones se mezclan produciendo una cultura nueva.

¿Qué es el sincretismo?

Se denomina sincretismo al proceso cultural en el que dos tradiciones, doctrinas religiosas e incluso prácticas lingüísticas se entremezclan, conciliando sus contenidos diferentes. Generalmente se da en términos de fusión y asimilación, obteniendo así un producto cultural totalmente nuevo, aunque con signos más o menos evidentes de los iniciales.

El sincretismo es un mecanismo usual y fundamental en la constitución de las culturas humanas. Se ha dado a lo largo de la Historia en diversos ámbitos, generalmente entre las culturas o civilizaciones forzadas geográfica o históricamente a convivir durante mucho tiempo.

En el caso de los pueblos conquistados, su cultura no es totalmente reemplazada por la de los conquistadores, sino asimilada. Esto significa que parte de ella sobrevive dentro de la cultura dominante, cambiándola para siempre.

Se trata de un concepto similar al de hibridación (proveniente de la biología). La diferencia es que en el caso del sincretismo no siempre los términos de la mezcla se dan en la misma proporción. Además, en biología la hibridación arroja individuos nuevos pero infértiles, mientras que el sincretismo es un proceso que acarrea una enorme riqueza cultural.

Características del sincretismo

  1. Origen del término

Este termino proviene de la doctrina existente en la Antigua Creta. El gobierno de esta isla evitaba las enemistades internas para unificar a los ciudadanos para enfrentar a un enemigo común.

Por eso, la actual palabra sincretismo proviene de la voz griega syncretismós. Se componía de  syn- (“conjuntamente”, “a la vez”), Kriti (“Cretense”) e –ismós (sufijo de cualidad).

  1. Tipos de sincretismo

El sincretismo se da en muchos términos, generalmente en los aplicables a los aspectos culturales del ser humano: las costumbres, la religión, el arte, la lengua y e incluso la política. Pero en principio, puede haber tantos casos de sincretismo como hibridaciones posibles pueda haber en cualquier ámbito de la cultura y la sociedad humana.

  1. Sincretismo cultural

El sincretismo cultural tiene que ver con el ámbito más general de las sociedades, es decir, sus culturas. Cuando dos o más pueblos están forzados a convivir, o cuando les conviene más convivir que separarse, se produce una lenta fusión de culturas.

En un principio puede crearse una cultura de frontera. Cuando dos naciones están separadas pero en contacto frecuente, se crea con el tiempo una cultura que responde parcialmente a ambas, en la medida en que se van hibridando.

Esto también puede ocurrir a la fuerza, cuando una cultura conquista a otra. Al someterla, puede obligarla a emplear sus referentes culturales: su religión, sus formas de ver el mundo, su lengua. Sin embargo, la cultura sometida no desaparece sin más, sino que se infiltra en la primera. Luego de un largo período de tiempo, surge una cultura totalmente nueva.

Un claro ejemplo de ello tuvo lugar cuando la civilización romana invadió la Antigua Grecia. Al encontrar una cultura tan vasta y rica, procedieron a copiarla, aunque reemplazando los nombres griegos por latinos. Así, Zeus pasó a llamarse Júpiter, Hermes se llamó Mercurio, etc.

  1. Sincretismo religioso

sincretismo religioso brasil
En Brasil también hay sincretismo de creencias umbanda, candomblé y católica.

Lo que hoy entendemos como las grandes religiones monoteístas son el producto de largos y complejos procesos de sincretismo que están en marcha desde la Antigüedad. Así, dioses diferentes se amalgamaron en uno solo, se unificaron formas de culto distintas en una misma práctica, o se disfrazaron algunas formas místicas de otras.

Esto ocurrió por ejemplo cuando los griegos dominaban el Antiguo Imperio Egipcio. Los conquistadores decidieron vincular al dios egipcio Osiris con el buey griego Apis, pues los egipcios rendían culto a dioses con formas animales. La intención era unir a ambas culturas.

El resultado fue la deidad greco-egipcia Serapis, que fue convertido en Dios oficial de ambos pueblos. La imagen que crearon los griegos servía para las dos culturas: en muchas estatuas se lo representa con un rostro doble, humano y animal.

  1. Sincretismo artístico

Generalmente el arte sincrético es el producido durante períodos de transición cultural, de hibridación, y responde a dos o más estéticas diferentes, hallando o proponiendo una vía unificada. Esto pasa tanto por los motivos representados en las obras artísticas, como por el contenido simbólico con el que se nutren las representaciones.

Por ejemplo, el arte católico de la época colonial latinoamericana debía representar motivos bíblicos. Al hacerlo, el arte mexicano de la época retomó motivos aztecas para emplearlos en la adoración del Dios cristiano. Así se produjeron modos locales de representación completamente nuevos, con un claro estilo indígena, aunque con motivos católicos europeos.

  1. Sincretismo político

En la política el sincretismo consiste en el intento de reunificación de elementos ideológicamente contrarios, como son las posiciones de izquierda y derecha, de Iglesia y Estado, o de centro y periferia. Así, el sincretismo político escapa a estas divisiones y plantea modelos integradores de ambas tendencias.

Los resultados pueden o no resultar funcionales, pero a la larga suelen cambiar el paradigma. Así, modifican lo que se entiende por vanguardia y conservadurismo, por izquierda y derecha, etc.

Por ejemplo, el populismo es un método de gobierno que ha sido descrito como “ambidiestro”, en el sentido de que suele nacer en el marco de discursos políticos conservadores o revolucionarios, puede exaltar al mismo tiempo reivindicaciones típicas de la izquierda y de la derecha. Se trata de un modelo sincrético, difícil de clasificar.

  1. Importancia del sincretismo

Al contrario de lo que se suele pensar, no existe la pureza en ninguna cultura, lengua o religión, como tampoco la hay del todo en las razas de ninguna parte. La humanidad toda evidencia un gigantesco y complejo caso de sincretismo.

A medida que nos integramos, nos conocemos y nos volvemos más globales. La mezcla se hace inevitable y el sincretismo, en ese sentido, uno de los principales procesos de generación, de nacimiento de nueva cultura humana. Un proceso totalmente enriquecedor.

  1. Sincretismo en lingüística

En el ámbito de la lingüística el sincretismo se aplica para casos muy específicos: cuando dos valores morfosintácticos, o sea, dos significados totalmente distintos, comparten la misma palabra. Esto bien puede indicar un proceso de fusión cultural de fondo, como en el caso de las lenguas fusionales, pero también aparece en idiomas consolidados.

Por ejemplo, en español, la conjugación de ciertos verbos en la primera y tercera personas del singular son idénticas: yo bailaba, él bailaba, ella bailaba. De modo que si simplemente se dice “bailaba”, resulta imposible saber a cuál de los tres casos se refiere.

  1. Sincretismo en psicología

En psicología, similarmente, el término sincretismo se emplea para un fenómeno muy particular, que ocurre a los niños en la llamada etapa preconceptual (2 a 4 años). Consiste en la vinculación errónea de dos ideas no relacionadas.

Esto se debe, según afirmaban teóricos como Jean Piaget (1896-1980), a que la mente infantil es de tipo sincrética: todo se percibe como interconectado. El niño percibe un nexo recíproco entre cosas que, lógicamente, no tienen ningún vínculo real.

  1. Ejemplos de sincretismo

sincretismo latinoamerica basilica guadalupe
El más claro ejemplo de sincretismo cultural se dio en América.

El más claro ejemplo de sincretismo cultural del mundo entero tuvo lugar en América, el continente invadido por los españoles en el siglo XV. La sociedad colonial imponía a la fuerza el modo español y perseguía o miraba con malos ojos las costumbres locales del indígena.

A eso se debe sumar la llegada de la población africana, especialmente al Caribe, que trajo consigo un amasijo de culturas africanas. Eran diversas entre sí pero se amalgamaron por la esclavitud a la que estaban sometidas.

Con el paso del tiempo, los aportes africanos e indígenas, invisibilizados en la colonia, se fueron haciendo sentir. Llegaron a producir una cultura mestiza totalmente distinta de la de España, que hoy en día se conoce como el crisol de razas.

Por eso América Latina se caracteriza por una lengua española distinta, unas prácticas cristianas distintas, una sociedad racialmente diferente. En su gastronomía, música y literatura se observa una cultura mestiza.

Referencias:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Sincretismo". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/sincretismo/