10 Características del
Sol

Te explicamos todo sobre el Sol, su origen, composición, cómo son sus erupciones y su estructura. Además, su importancia para la Tierra.

sol
Es la estrella más cercana a la Tierra y provee la energía imprescindible para la vida.

¿Qué es el Sol?

Llamamos Sol a la estrella más cercana a nuestro planeta (149,6 millones de kilómetros). A su alrededor orbitan todos los planetas del Sistema Solar, atraídos por su gravedad, así como los cometas y asteroides que los acompañan.

El Sol es una estrella bastante común de nuestra galaxia, es decir que no se destaca por ser mucho más grande ni mucho más pequeña que otras.

Se trata de una estrella enana amarilla tipo G2, que atraviesa su secuencia principal de vida. Se encuentra en la región exterior de la Vía Láctea, en uno de los brazos espirales de la misma, a unos 26.000 años luz de su centro.

Su tamaño es tal que representa el 99% de la masa del sistema solar, lo cual equivale a 743 veces la masa total de todos y cada uno los planetas del mismo combinados (unas 330.000 veces la masa terrestre).

Por otro lado, el Sol tiene un diámetro de 1,4 millones de kilómetros, lo cual hace de él el objeto más grande y más luminoso del cielo terrestre, a punto tal de distinguir con su presencia entre el día y la noche.

Gracias a su constante emisión de radiaciones electromagnéticas (entre ellas la luz perceptible) nuestro planeta recibe calor e iluminación, haciendo posible el desarrollo de la vida.

Ver también: Sistema Solar

Características del Sol

  1. ¿Cómo se originó?

El Sol se formó, como todas las estrellas, a partir del gas y otros materiales que formaban parte de una gran nube molecular.

Esa nube colapsó por sus propias fuerzas gravitacionales hace 4600 millones de años. De esa misma nube proviene todo el Sistema Solar.

Eventualmente, la masa gaseosa se hizo tan densa que dio lugar a reacciones nucleares que “encendieron” el núcleo de la estrella. Este es el proceso más común de formación de estos astros celestes.

  1. ¿Cómo está compuesto?

El Sol es una inmensa bola de plasma, casi totalmente redonda, compuesta principalmente por hidrógeno (74,9%) y helio (23,8%). Además, contiene una porción ínfima en comparación (2%) de elementos como oxígeno, carbono, neón y hierro.

El hidrógeno es el material combustible del Sol, y a medida que se consume se va convirtiendo en helio, dejando una capa de “cenizas de helio”. Esta capa se incrementará a medida que la estrella termine su ciclo principal de vida.

  1. Estructura

capas sol
Cada capa tiene un composición, gravedad y temperatura diferenciada.

El Sol es esférico, con un leve achatamiento en los polos debido a su movimiento de rotación.

Su equilibrio físico (hidrostático) se debe a la cancelación interna de la gigantesca fuerza de gravedad que su masa le otorga, y el empuje de la explosión interna. Esa explosión es producida por las reacciones nucleares de la fusión masiva del hidrógeno.

El Sol se estructura en capas, como una cebolla. Dichas capas son:

  • Núcleo. La región más interna. Ocupa una quinta parte de la estrella, unos 139.000 km de su radio total. Es donde ocurre la gigantesca explosión atómica que es el Sol. Es tal la gravedad que hay en el núcleo, que a la energía producida de esta manera le toma un millón de años ascender hasta la superficie.
  • Zona radiante. Está compuesta de plasma (helio e hidrógeno gaseoso ionizado). Es la región que permite una fácil radiación de la energía interior del Sol hacia afuera, disminuyendo considerablemente la temperatura en esta zona.
  • Zona convectiva. En esta región los gases dejan de estar ionizados, por lo que es más difícil a la energía (fotones) escapar hacia afuera, teniendo que hacerlo por convección calórica. Esto significa que el fluido se calienta de manera desigual, dando origen así a dilataciones, pérdidas de densidad y corrientes ascendentes y descendentes, como una marea.
  • Fotósfera. Esta es la zona donde se emite la luz visible del Sol. Se la percibe como gránulos brillantes sobre una superficie más oscura, a pesar de ser una capa transparente de unos 100 a 200 km de profundidad, considerada la superficie del Sol. Allí aparecen también las manchas solares, debidas a sustancias producidas en la propia estrella.
  • Cromósfera. Una capa externa de la propia fotósfera, mucho más translúcida y difícil de ver, pues la opaca el brillo de la capa anterior. Su tamaño es de alrededor de 10.000 km y durante un eclipse puede verse como un tono rojizo exterior.
  • Corona solar. Estas son las capas más tenues de la atmósfera solar externa, en las que la temperatura aumenta considerablemente respecto a las capas más interiores. Es un misterio aún irresuelto de la naturaleza solar. En ella se dan bajas densidades de materia e intensos campos magnéticos, surcados por energía y materia a elevadísimas velocidades. Además, es fuente de numerosos rayos X.
  1. Temperatura

La temperatura del Sol varía según la región, siendo en todas sumamente elevada.

En su núcleo se pueden registrar temperaturas cercanas a 1,36 x 106 grados Kelvin (unos 15 millones de grados Celsius), mientras que en la superficie desciende a unos 5778 K (unos 5505 °C), para volver a ascender en la corona a 1 o 2 x 105 grados Kelvin.

  1. Luz solar

El Sol emite enormes cantidades de radiación electromagnética, parte de las cuales puede apreciarse como luz solar. La cantidad de energía de esta luz oscila los 1368 W/m2, a una distancia de una unidad astronómica (UA), o sea, la distancia de la Tierra al Sol.

Esta cantidad de energía es atenuada por la atmósfera del planeta, permitiendo el paso de unos 1000 W/m2 en un mediodía luminoso. La luz solar se compone de 50% de luz infrarroja, 40% de espectro visible y 10% de luz ultravioleta.

  1. Viento solar

sol viento solar
El viento solar crea un campo magnético que cubre todo el Sistema Solar.

Se llama viento solar a una corriente de partículas cargadas que libera la corona del Sol. Está compuesta por electrones, protones y partículas alfa. Oscila en densidad, temperatura y velocidad dependiendo de la región de la estrella.

Estas partículas poseen tanta energía que pueden escapar a la gravedad del astro, creando así la heliosfera: una burbuja magnética que se extiende a lo largo y ancho del Sistema Solar hasta Plutón.

  1. Erupciones solares

Una erupción solar o fulguración solar es una variación súbita e intensa de la superficie del Sol, debido a una explosión de sus gases calientes.

Estas explosiones tienen lugar en sus regiones más activas, liberando gran cantidad de radiación magnética, partículas y otras formas de masa, en diversas frecuencias e intensidades. Pueden ocurrir varias veces en un día o a lo largo de una semana. Generan grandes cantidades de rayos X y rayos Gamma.

  1. ¿Por qué es importante?

sol importancia vida fotosintesis
Es imprescindible, entre otras cosas, porque permite la fotosíntesis vegetal.

El Sol es irremplazable para nosotros. Su luz permite la fotosíntesis vegetal, sin la cual la vida como la conocemos sería imposible, ya que se agotaría el oxígeno tras la muerte de todas las plantas.

Por otro lado, su calor mantiene el clima estable, permite que el agua se mantenga en estado líquido y le da energía a muchos de los ciclos climáticos necesarios.

Además, la gravedad del Sol es lo que mantiene a los planetas orbitando a su alrededor, de modo que sin él no habría día y noche, y tampoco estaciones. Sin estos fenómenos, la Tierra fuera un planeta frío y muerto, o quizás ni siquiera se hubiese formado en primer lugar.

En la cultura esta importancia se ve reflejada: el Sol ocupa el lugar central, de dios padre fecundador, en prácticamente todas las mitologías conocidas. Todos los grandes dioses, reyes o mesías han estado de una u otra forma asociados a su resplandor.

  1. Misiones espaciales

En su afán por comprenderlo mejor, el ser humano ha lanzado varias sondas espaciales como las misiones estadounidenses Pioneer 5 al 9 (y Pioneer E), que se establecieron en la órbita del planeta Tierra para desde allí observar al Sol.

Además, fueron enviadas las sondas germano-estadounidenses Helios A y B. Sin embargo, las primeras en sobrevolar el Sol lo hicieron en 1990, y fueron las sondas estadounidenses Ulysses.

  1. ¿Cuándo ocurrirá su muerte?

El Sol vive en su edad intermedia y no ha variado demasiado desde hace casi cuatro mil millones de años. Sin embargo, se sabe ya que el Sol morirá.

Ocurrirá en varias etapas, siendo la primera el agotamiento del hidrógeno en su núcleo. Esto cambiará la naturaleza de las reacciones de fusión nuclear en su interior.

Como consecuencia, dentro de 5.000 a 6.000 millones de años, se convertirá, después de un largo proceso, en una gigante roja. La misma probablemente engullirá las órbitas de Mercurio, Venus y posiblemente la Tierra.

Luego de expulsar al espacio sus capas externas, permanecerá el núcleo del Sol convertido en una enana blanca, mucho más pequeña en dimensiones. Paulatinamente, se enfriará hasta apagarse.

Referencias:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Sol". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/sol/


Relacionados