10 Características de los
Suplementos deportivos

Te explicamos qué son los suplementos deportivos, qué beneficios tienen, cuáles son sus riesgos y características fundamentales.

Suplementos deportivos
Los suplementos deportivos incluyen vitaminas, minerales y aminoácidos. 

¿Qué son los suplementos deportivos?

Los suplementos deportivos son suplementos dietéticos que se utilizan para mejorar el rendimiento deportivo e incluyen vitaminas, minerales, aminoácidos (los componentes de las proteínas) y productos vegetales (extractos). Suelen ser de venta libre y son tomados tanto por aficionados como por deportistas profesionales.

Los medicamentos no son suplementos deportivos, incluso si algunos de ellos (como los anabólicos) son utilizados con los mismos fines. Debido a las múltiples formas en que los suplementos deportivos afectan al organismo, su consumo siempre debe estar monitoreado por un nutricionista o un médico.

  1. Complementación

Los suplementos deportivos no funcionan por sí mismos, sino que para lograr un crecimiento deportivo es necesario combinarlos con una nutrición adecuada y un entrenamiento orientado a los fines del deportista.

De esta manera, los suplementos permiten alcanzar todo el potencial durante el entrenamiento y facilitar la recuperación.

  1. Construcción de músculo

Deportista suplementos
Leyenda

Uno de los principales objetivos del consumo de suplementos deportivos es la construcción de músculos.

  • La proteína del suero. Es uno de los suplementos que se utiliza con este fin, debido a su alta concentración de aminoácidos de cadena ramificada. Se dice que tiene alto valor biológico porque contiene una amplia variedad de aminoácidos, es decir, puede ofrecer todos los tipos de aminoácidos que el cuerpo necesita para construir músculos.
  • Otros aminoácidos de cadena ramificada (BCAA). Si bien tienen varias funciones, pueden utilizarse para construir músculos ya que proveen aminoácidos que el cuerpo no puede producir por sí mismo. Estos aminoácidos se denominan esenciales.
  • Gainer. También llamados los “ganadores de peso”, sustituyen comidas y apuntan a aumentar la cantidad de calorías consumidas. Son una mezcla de otros productos (suero, caseína, hidratos de carbono, vitaminas, minerales) pero, a diferencia de ellos, no tienen ningún otro beneficio.
  • La proteína de caseína. Proviene de la leche y su beneficio particular es que libera los aminoácidos lentamente y si se toma antes de dormir promueve la liberación de la hormona de crecimiento.
  • La creatina. Si bien su principal función es aumentar la fuerza, también favorece la construcción de músculo ya que aumenta el volumen de las células musculares.
  • Vitaminas y minerales. En general, las vitaminas y minerales se consumen para mejorar la salud del organismo y su consecuencia natural es favorecer el crecimiento muscular, aunque este no sea su objetivo específico. Sin embargo, existe una combinación determinada de vitaminas y minerales con la que se crean productos prohormonales: zinc, magnesio aspartato y vitamina B6. Esta combinación convierte al organismo en un entorno que favorece la secreción de hormonas que, entre otras cosas, aumentarán la masa muscular.
  1. Fuerza y producción de energía

Una vez logrado un aumento de la masa muscular, el objetivo es lograr el mayor rendimiento posible de esos músculos.

  • Creatina. Su principal función es liberar la energía que se encuentra en los tejidos musculares, aumentando el rendimiento del entrenamiento. El aumento de la fuerza es significativamente mayor.
  • Prohormonales. Favorecen la liberación de hormonas que, además de aumentar la masa muscular, aumentan la fuerza de la misma. La hormona que más se busca liberar es la testosterona.
  • Aminoácidos de cadena ramificada. Aunque su principal función es la construcción de músculo, también colaboran con la producción de energía.
  1. Pérdida de grasa

Su objetivo es eliminar o disminuir los depósitos de grasa ya instalados en el cuerpo, complementados con una alimentación equilibrada y una rutina deportiva.

  • Termogénicos. Sus principales principios activos son la cafeína y la sinefrina. Aumentan la termogénesis (lo cual consume las grasas depositadas) pero además estimulan el sistema nervioso suprimiendo el apetito, lo cual contribuye a impedir nuevas entradas de grasa al organismo.
  • L-carnitina. Moviliza los ácidos grasos que se encuentran en la sangre y los lleva a los músculos donde serán quemados para producir energía. Además, aumenta la termogénesis.
  • Otros productos. Los aminoácidos, los aceites de pescado y sus componentes Omega 3,6, y 9 favorecen, entre otras cosas, la pérdida de grasa, aunque no son los productos más elegidos para cumplir esa función.
  1. Recuperación muscular

La recuperación muscular depende de las proteínas, cuya función es recuperación, reparación y adaptación del músculo, mitigando los efectos de la fatiga.

Por eso, entre los suplementos favoritos para cumplir esta función se encuentra la proteína del suero y la glutamina.

Sin embargo, los suplementos prohormonales también fomentan la recuperación al liberar las hormonas que la activan. Por otro lado, las vitaminas y minerales son indispensables para la recuperación muscular.

  1. Antioxidante

No solo los deportistas requieren de antioxidantes: estos suplementos nutricionales puede ser consumidos fuera el ámbito del deporte.

El entrenamiento deportivo aumenta el consumo de oxígeno. Los radicales libres de oxígeno aumentan la predisposición para numerosas enfermedades y para el envejecimiento prematuro.

Los efectos antioxidantes se encuentran principalmente en vitaminas y minerales.

  1. Salud

Los suplementos deportivos deben tener en cuenta a todo el organismo, cuya salud es lo que posibilita el entrenamiento. Por eso, muchos suplementos deportivos, además de su función principal (construcción de músculo, fuerza, etc.), proveen sustancias que benefician la salud.

  • Glutamina. Refuerza la función inmune y ayuda a la digestión.
  • Creatina
  • Vitaminas, minerales y aceites. Son indispensables para todas las funciones del cuerpo.
  1. Administración

Suplementos deportivos
El consumo de suplementos deportivos debe ser controlado por un médico. 

Cada suplemento deportivo debe ser tomado en diferentes momentos del día, dependiendo de los objetivos del deportista y esa es una de las razones por las que su consumo debe ser controlado por un médico o nutricionista.

Sin embargo, existen algunas generalidades. Por ejemplo:

  • Proteínas. Suelen consumirse por la mañana, en ayunas, y también al finalizar el entrenamiento de fuerza.
  • Caseína. Su asimilación es más lenta, por lo que debe consumirse como última comida del día.
  • Creatina. Se toma antes y después del entrenamiento.
  1. Beneficios

La mayor parte de las sustancias que se consumen con los suplementos deportivos pueden encontrarse en los alimentos.

Sin embargo, la forma en que los suministran estos suplementos hace su preparación más sencilla, su digestión más rápida y evita consumir otros componentes de los alimentos que se quieren evitar (por ejemplo, la grasa de la carne).

Por otro lado, existen suplementos que ofrecen sustancias que sería muy difícil consumir únicamente a través de los alimentos. Por ejemplo, los suplementos que favorecen el aumento de peso.

  1. Problemas

Existe un escaso o laxo control de los suplementos deportivos que se comercializan, por lo que sus etiquetas pueden omitir sustancias contenidas y prometer beneficios que en realidad no han sido comprobados.

Algunas de esas sustancias pueden ser tóxicas o crear una dependencia en el usuario, así como efectos secundarios inesperados.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Suplementos deportivos". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/suplementos-deportivos/