10 Características de la

Teología

Te explicamos qué es la teología, sus diferentes ramas, tradiciones y enfoques. Además, la teología de la liberación y qué hace un teólogo.

teología
La teología estudia cómo concebimos a Dios, manteniendo una perspectiva filosófica.

¿Qué es la teología?

La teología es la disciplina que estudia cómo concebimos a Dios: las características que se le atribuyen, la historia de su veneración y otros aspectos religiosos especulativos y apologéticos. Mantiene una perspectiva filosófica al respecto, por lo que se distingue de la doctrina religiosa o de la literatura religiosa.

Dicho en otros términos, se trata del estudio de Dios tal y como lo propone una tradición religiosa específica, generalmente la cristiana. Sin embargo, el concepto puede aplicarse también a otras tradiciones místicas y religiosas como el Islam y el Judaísmo.

A grandes rasgos, la teología se interesa por temas centrales en el culto religioso y su pensamiento filosófico de base, como la humanidad, la salvación, el mundo y la escatología (el fin de todas las cosas). Se trata de un campo de estudio difícil de definir en abstracto, dado que sus orígenes se remontan a la tradición griega antigua y sus métodos a la cristiana medieval.

Características de la teología

  1. Etimología

El término teología proviene del latín theologia, que a su vez componen dos vocablos griegos distintos: por un lado, la palabra theos (“dios”, “divino”) y por otro logos (“palabra”, “conocimiento”).

Puede decirse, entonces que el término significa “el conocimiento de Dios” o “el conocimiento de lo divino”.

  1. Origen de la teología

La palabra teología se empleó por primera vez en la Antigua Grecia, cuya religión politeísta iba de la mano de un pensamiento filosófico de los más importantes de los siglos IV y V a. C.

Se le atribuye por primera vez a Platón en su texto la República (379 a. C.), quien la define como la comprensión de los asuntos divinos mediante la razón humana.

Este sentido fue heredado por los romanos. Para ellos la teología se asimilaba al método de la proclamación de los dioses, de rendirles culto, de confesarse ante ellos y de esparcir su palabra.

El cristianismo venidero heredó a su vez dicho sentido formal, convirtiéndose en el equivalente medieval de una ciencia: un método consistente a través del cual explicar la fe. Este criterio imperó durante el medioevo, dando inicio así a la teología cristiana, la mayor de todas sus variantes.

  1. Concepto de teología

El primer concepto de teología existente fue el de Platón, quien la definía como la aproximación al hecho divino mediante las herramientas de la filosofía, es decir, las herramientas de la razón, en vez de las artes poéticas de sus contemporáneos. Para el contexto de la época, lo teológico sería equivalente a lo mitológico.

El Cristianismo, dominó el pensamiento en Europa durante el medioevo, con nociones heredadas tanto de la tradición judía como de la grecorromana. Definía la teología como el estudio formal de las razones con las que se defendía y promulgaba la doctrina cristiana frente a otras religiones condenadas por falsas o infieles.

Así lo expresaron los primeros pensadores cristianos, como Orígenes Adamantius (siglo I-II), para quien la teología era “la verdadera doctrina sobre Dios y sobre Jesucristo como Salvador”. Este espíritu dio nacimiento al catolicismo y su teología particular, que privilegió la fe por encima de la razón.

En ese contexto Anselmo de Canterbury (siglo X-XI) lo formuló como: “La fe busca entender”. Por el contrario, en tiempos recientes se prefiere definirla como la “ciencia de la fe”.

  1. Ramas de la teología

La teología tradicional, heredera del cristianismo, reconoce cinco ramas distintas:

  • Teología bíblica. El estudio de los textos reunidos en la Biblia, prestando atención a sus relaciones históricas, a sus versiones y la historia misma de la composición de este libro sagrado.
  • Teología sistemática. El estudio de los conceptos doctrinales de la religión, así como su relación con la Biblia y con otros textos de importancia.
  • Teología práctica. Centra su estudio en los aspectos “aplicables” de la religión, sus herramientas sociales, los métodos del evangelismo, etc.
  • Teología histórica. Estudia el recorrido doctrinal de la Iglesia, mediante una perspectiva sincrónica (por épocas) que permita entender el modo en que se ha desarrollado hasta la actualidad.
  • Teología filosófica. Centra su estudio en los preceptos metafísicos o fundamentales de la doctrina religiosa, es decir, la interpretación de sus conceptos fundamentales.
  1. Tradiciones teológicas

teologia egipcia
La teología egipcia estudia la religión politeísta del Antiguo Egipto.

La teología es inseparable de la cultura que le da origen. En ese sentido, existen las siguientes tradiciones teológicas:

Teología Abrahámica. Aquella que aplica a las religiones abrahámicas, o sea, a las que parten de las enseñanzas del profeta Abraham. Se subdividen en:

  • Apología cristiana. La defensa del Cristianismo a partir de argumentos racionales y razonamientos lógicos concretos.
  • Teología católica. El estudio de los textos sagrados cristianos conservando la ortodoxia del pensamiento católico, heredero del medioevo europeo.
  • Teología protestante. También llamada teología liberal, estudia los textos sagrados cristianos a partir de la renovación y liberalización conducida por Martín Lutero en lo que se llamó La Reforma Protestante (siglo XVI).
  • Teología ortodoxa. Alejada tanto del catolicismo como del protestantismo, esta forma de estudio religioso se ciñe a las enseñanzas de la Iglesia Ortodoxa.
  • Teología islámica. Se conoce como el Kalam al estudio de los textos islámicos por medio de la dialéctica.
  • Estudios judaicos. Una de las principales doctrinas de estudio de los textos judíos como la Torá o el Talmud y que a menudo contribuye a la formación de los rabinos judíos.

Teologías politeístas. Es aquella que se aplica a las religiones por fuera de las tres grandes doctrinas monoteístas (Cristianismo, Judaísmo e Islam). En muchos casos pueden resucitar bajo la forma de un “paganismo racional”. Podemos enumerar las siguientes:

  • Mitología grecolatina. Estudia los mitos fundacionales y los textos místicos o relatos mitológicos que provienen de la Antigua Grecia y que fueron adaptados luego por los Romanos.
  • Teología egipcia. Se centra en la religión del Antiguo Egipto, uno de los polos civilizatorios más importantes del mediterráneo de la Antigüedad remota.
  • Teología nórdica. Investiga en la colección de relatos y escritos místicos de los pueblos germanos del norte de Europa, entre los que compartían dioses y un panteón de deidades guerreras.
  1. Enfoques de la teología

Son dos los enfoques principales en la teología cristiana:

  • Teología bíblica. Se centra en el carácter histórico de los textos sagrados, comprendiendo la Biblia y otros escritos posteriores como piezas de un discurso compuesto a lo largo del tiempo. Varios autores abordan distintos dilemas teológicos, lo cual equivale más o menos a una perspectiva letrada de los textos divinos.
  • Teología dogmática. Aborda la materia teológica desde un punto de vista didáctico, analizando lo que cada teólogo ha sido capaz de comprender de la doctrina religiosa, y en qué preceptos basó su fe, sus creencias, etc. Si la anterior es una teología letrada, ésta es una teología pedagógica, sobre la enseñanza de la doctrina.
  1. Importancia de la teología

La teología es mucho más que un mero estudio de creencias y asuntos esotéricos, sobrenaturales o místicos. Involucra entre sus intereses un conjunto de conceptos filosóficos, culturales y sociales, afines a disciplinas como la antropología, historiografía, cosmología, etc.

Desde tiempos antiguos ha sido una disciplina central en la evolución cultural y la vida intelectual de las naciones, teniendo en algunos instantes históricos incluso un valor profético.

  1. Teología de la liberación

Se llama así a una corriente que agrupa diversas vertientes católicas y protestantes del cristianismo, surgida luego de la Conferencia de Medellín (Colombia) de 1968. Su propósito es la atención a los pobres, echando mano a ciencias humanas y sociales para encontrar una forma de ayudarlos a superar sus dificultades.

Dicho de otro modo, se trata de una vertiente cristiana que, lejos de ofrecer la recompensa del paraíso terrenal e instar a los pobres a conformarse, emplea los recursos de la fe y de otras perspectivas sociales e históricas para ayudar a los desfavorecidos a pensar su realidad.

Los primeros pensadores cristianos de la teología de la liberación fueron el educador y ex pastor presbiteriano de Brasil Rubem Alves, y el sacerdote católico del Perú Gustavo Gutiérrez Merino.

  1. La carrera de teología

La carrera de teología es común a diversas universidades o institutos de enseñanza superior de raigambre religiosa, especialmente católica. Persigue la aplicación de la visión filosófica cristiana a otras disciplinas y campos del saber, empleando la fe como un instrumento para guiar el espíritu de los tiempos.

Los teólogos son básicamente estudiosos e investigadores. Parten del dogma cristiano para aproximarse a otras disciplinas y contribuir filosófica, literaria o bibliográficamente.

Además, pueden ser actores sociales importantes, especialmente los teólogos de la liberación, ya que pueden poner sus conocimientos religiosos y filosóficos al servicio de la transmisión de un mensaje de paz, de justicia o de transformación.

Referencias:

¿Cómo citar?

"Teología". Autor: Julia Máxima Uriarte. Para: Caracteristicas.co. Última edición: 17 de mayo de 2019. Disponible en: https://www.caracteristicas.co/teologia/. Consultado: 25 de mayo de 2019.