10 Características de las
Tormentas Eléctricas

Te explicamos qué son las tormentas eléctricas, cómo se originan, qué fases atraviesan y cuáles son sus consecuencias.

tomenta electrica
Se caracterizan por la inestabilidad atmosférica y la generación de relámpagos.

¿Qué son las tormentas eléctricas?

Se conoce como tormentas eléctricas a un tipo de fenómenos meteorológicos caracterizados por inestabilidad atmosférica (que se manifiesta en lluvias intensas, vientos fuertes y a veces granizo o nieve), así como por la generación de relámpagos o rayos, que al surcar la atmósfera generan truenos.

Como todas las tormentas, las tormentas eléctricas se desplazan a altas velocidades por los vientos atmosféricos. Sin embargo, su curso puede ser desviado por aunque eventuales irregularidades, tales como vientos ascendentes.

También pueden iniciar un movimiento rotatorio formando superceldas o supercélulas, en las que se produce una circulación interna de las masas de aire, lo cual les otorga una mayor duración (y peligrosidad) de lo acostumbrado.

Ver también: Clima

Características de las tormentas eléctricas

  1. ¿Cómo se forman?

Para que puedan formarse es necesario que la atmósfera presente características específicas de humedad en un viento cálido ascendente.

Ese viento se enfría en lo alto de la atmósfera, libera su carga de energía y se condensa, al alcanzar temperaturas por debajo del punto de rocío.

Así, se forman nubes tipo Cúmulus con un gran desarrollo vertical (hasta 18 mil pies), alimentándose del aire caliente que sigue fluyendo. Estas son, justamente, nubes de tormenta.

Mientras más fuerte sea el aire caliente en ascenso, más intensa será la tormenta.

La carga eléctrica de las mismas dependerá de la cantidad de agua, hielo o nieve que cae de gran altura. Esas precipitaciones liberan energía eléctrica debido a la diferencia de carga entre los niveles superiores e inferiores de la atmósfera.

  1. Tipos de tormenta eléctrica

Las tormentas eléctricas pueden ser, de acuerdo a su naturaleza:

  • Tormentas de célula simple. Aunque dotadas de relámpagos y lluvias intensas, son las más débiles y breves de todas, ya que su célula no se retroalimenta de energía.
  • Tormentas multicelulares. Poseen dos o más células cuya energía conjunta las puede prolongar durante horas, causando importantes daños materiales y originando inundaciones, tornados breves, granizo, etc.
  • Línea de turbonada. Se trata de una línea de tormentas activas con vientos huracanados, lluvias intensas y un frente común tormentoso de entre 16 y 31 kilómetros de ancho.
  • Tormentas de supercélula. A través de un circuito de corrientes de viento ascendentes, estas tormentas se retroalimentan a sí mismas por lo que poseen una gran carga de energía, y pueden ser particularmente destructivas.
  • Tormentas de eco arqueado. Su nombre proviene del inglés Bow echo, ya que se trata de tormentas de formas curvas o arqueadas, en cuyos centros se producen vientos fuertes en línea recta.
  • Sistema convectivo de mesoescala. Se trata de un sistema tormentoso formado por distintas tormentas y que puede propagarse a lo largo de kilómetros, durante horas enteras de lluvia y vientos muy fuertes.
  1. Consecuencias

tormenta electrica consecuencias
Además de derribar postes y árboles, estas tormentas pueden causar incendios.

Las tormentas de cualquier tipo causan daños materiales y humanos tremendos, ya que los niveles de lluvia pueden producir inundaciones, mientras los vientos intensos pueden derribar árboles, postes y otros objetos capaces de herir transeúntes.

Si a eso añadimos la frecuencia de los relámpagos durante una tormenta eléctrica, debemos también tomar en consideración los posibles incendios causados por la descarga de electricidad.

También pueden ocurrir daños al cuerpo de los seres vivientes impactados por cada rayo, ya sea que le impacte directamente, o que impacte en alguna proximidad y, por conducción eléctrica, le produzca daños letales.

  1. Fases

Las tormentas eléctricas presentan tres fases:

  • Nacimiento. Durante esta etapa el aire cálido asciende y produce cumuloninbos. Si las condiciones son las necesarias, se producen partículas de hielo en el tope de las nubes.
  • Madurez. El crecimiento vertical de la tormenta alcanza el máximo y las nubes adquieren una usual forma de yunque. Se produce una turbulencia intensa e irregular dentro de las nubes, a medida que se logra cierto equilibrio entre vientos ascendentes y descendientes, y los primeros relámpagos se producen fruto de la caída de las partículas más pesadas o densas, en medio de lluvias y vientos torrenciales.
  • Disipación. Las nubes se extienden hacia los lados, en capas y bordes, a medida que las corrientes frías predominan y el exceso de energía se agota. Finalmente el aire frío reemplaza al caliente en la superficie terrestre y las precipitaciones se debilitan, a medida que las nubes cirrus contribuyen con su sombra al enfriamiento de la corteza terrestre.
  1. ¿Por qué son peligrosas?

La mayor peligrosidad de estas tormentas reside en la presencia de relámpagos o rayos.

Los segundos son particularmente peligrosos porque consisten en pulsos electromagnéticos capaces de generar una potencia instantánea de 1 gigawatt (un millón de vatios). Viajan en estado plasmático a una velocidad media de 440 km/s.

Semejante potencia eléctrica es capaz de causar daños electromagnéticos en equipos digitales o electrónicos, o de fulminar a una persona o a un animal con un contacto directo o indirecto.

  1. ¿Cómo se originan los truenos?

Un trueno es el sonido de la onda de choque que un rayo ocasiona sobre el aire de la atmósfera, a medida que lo calienta a su paso a más de 28.000 °C.

Ese aire caliente se expande con rapidez y aumenta su volumen, pero al mezclarse con el aire frío en derredor se enfría de golpe y se contrae.

Dicho movimiento doble produce las ondas sonoras que percibimos como un trueno: una explosión sonora.

  1. ¿Por qué se forman los rayos?

Los rayos se producen, en esencia, debido a la diferencia de potencial eléctrico que se forma durante una tormenta o fenómenos similares (como erupciones volcánicas de ceniza o nubes de incendios forestales a gran escala), entre las capas de la atmósfera y la superficie de la Tierra.

Dicho diferencial viene dado por la carga estática que las partículas en suspensión (hielo, ceniza, polvo, etc.) producen al moverse en la atmósfera.

Ese energía estática es posteriormente descargada en forma de relámpago o rayo hacia la Tierra, equilibrando así de golpe los dos extremos tocados por el rayo.

Sin embargo, los pormenores exactos de cómo se inicia la descarga eléctrica siguen siendo materia de debate científico.

  1. ¿Qué es lo que más atrae a los rayos?

tormenta electrica pararrayos
Los pararrayos metálicos se ubican en lugares altos para atraer rayos.

Los rayos de una tormenta suelen impactar en puntos altos, más próximos a la tormenta. Esto incluye a los árboles o elementos que sobresalgan en solitario del terreno. Por eso, es más fácil ser impactado por un rayo en una llanura, que entre colinas.

Por otro lado, los elementos metálicos o de buena conductividad eléctrica son siempre un buen destino para ellos. Entre ellos se incluyen las grandes masas de agua (conductor por excelencia) o los aparatos eléctricos o electromagnéticos.

Algunos estudios incluso desaconsejan el uso de teléfonos celulares durante una tormenta eléctrica a descampado.

  1. ¿A qué distancia está una tormenta?

Existe un método comprobado de cálculo de la distancia a la que está una tormenta, basada en el hecho de que el sonido y la luz se mueven a través de la atmósfera a muy distintas velocidades.

Por eso, podemos percibir la diferencia que hay entre la luz del relámpago y el sonido del trueno, teniendo en cuenta que la luz se desplaza a 300.000 km/s y el sonido a 332 m/s.

Así, a partir del momento en que vemos el relámpago podemos contar los segundos transcurridos hasta el trueno: por cada 3 segundos transcurridos, hay 1 km de distancia entre nosotros y la tormenta eléctrica.

  1. Medidas de seguridad

Las medidas de seguridad frente una tormenta eléctrica son sumamente simples, pues involucran buscar cobijo.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta que los vientos muy intensos pueden arrancar árboles o postes de su sitio y hacerlos caer. Por eso en principio deberemos buscar un refugio alejado de ventanas, árboles u otros elementos que el viento pueda arrastrar.

Por último, se deben contemplar los riesgos de caída de un rayo, alejándose de masas de agua, objetos metálicos o conductores de electromagnetismo.

No debe perderse de vista que, como en todas las tormentas, las inundaciones son posibles, así que los refugios encerrados y sin salida no son tampoco una buena idea.

Referencias:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Tormentas Eléctricas". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/tormentas-electricas/