10 Características del
Tradicionalismo

Te explicamos qué es el tradicionalismo, en qué ámbitos se aplica, qué ideas sostiene y sus características principales.

Tradicionalismo-min
El tradicionalismo valora las costumbres y normas del pasado.

¿Qué es el tradicionalismo?

Se entiende por tradicionalismo a la tendencia de apreciar las costumbres y normas heredadas del pasado, incluso a pesar de dar la espalda a las contemporáneas o a la innovación. Toda doctrina tradicionalista fija su atención en aquellos elementos que provienen del pasado y que se perpetúan, es decir, que se consagran en una tradición.

Bajo este nombre pueden considerarse tendencias tanto filosóficas y políticas, como vertientes literarias y artísticas, cuyo punto de encuentro es, justamente, un posicionamiento afín a lo considerado “correcto” o “verdadero” por el pensamiento más conservador o tradicional.

En ese sentido el tradicionalismo es lo radicalmente opuesto al vanguardismo y a todas las posturas revolucionarias.

  1. Etimología

La palabra “tradicionalismo” proviene obviamente de “tradición”, término que proviene del latín traditio y traditionis, vocablos derivados del verbo tradere (transmitir, entregar).

De allí que la tradición sea aquello que se recibe de las generaciones anteriores, y un tradicionalista es aquel que valora sobre todo lo que le han legado sus antecesores o aquel que se empeña en continuar con dicha tradición.

  1. Diferencias con la vanguardia

Las posturas tradicionalistas son normalmente opuestas a las vanguardistas o revolucionarias, en el sentido de que las primeras se preocupan por rescatar o preservar aquello que contiene la tradición, mientras que las segundas son comúnmente rupturistas, es decir, persiguen un corte con la tradición, una renovación, una diferenciación que tienda hacia lo novedoso.

Ambos conceptos, sin embargo, pueden considerarse parte de un ciclo más o menos recurrente en los diversos ámbitos del pensamiento humano, en los que se continúa con un modelo establecido (tradicional) hasta alcanzar una saturación y entonces romper con él y perseguir nuevos horizontes (ruptura).

  1. Tradicionalismo filosófico

El tradicionalismo en filosofía apunta a que la verdad proviene de una revelación divina inicial, que debe ser imitada y reiterada sucesivamente. El error no es el fruto de un mal aprendizaje sino una desviación de la verdad que conduce al castigo y, por lo tanto, la verdad es un asunto que concierne a la autoridad y no a la razón deductiva.

  1. Tradicionalismo político

En asuntos políticos, las posturas tradicionalistas suelen ser más o menos conservadoras, o simplemente moderadas ante el cambio. Se alejan de las posturas revolucionarias y reformistas y son considerados por las posturas radicales como contrarrevolucionarios o conservadores.

  1. Tradicionalismo vs. liberalismo

Este término adquiere en España un significado político puntual, que es el de la doctrina que se adhiere al Antiguo Régimen y a los principios tradicionales de la religión católica y la monarquía, en conflicto con la separación entre Estado e Iglesia defendida por los liberales.

Movimientos como el carlismo, el integrismo o el catolicismo social son ejemplos de esta postura tradicionalista, contraria a la liberal defendida en su época por los republicanos y socialistas.

Ver también: Liberalismo

  1. Tradicionalismo arquitectónico

Se llama arquitectura tradicionalista a la surgida en el período intermedio entre las dos guerras mundiales del siglo XX, que aspiraba a reconstruir el panorama urbano europeo conservando su identidad histórica y cultural.

Esta tendencia resultó derrotada por las necesidades urbanas de la sociedad industrial que favorecieron más bien una arquitectura innovadora y más atrevida.

  1. Tradicionalismo literario

El tradicionalismo en literatura tiene que ver con una posición de reverencia o respeto por las formas consagradas en una tradición poética específica, como puede ser componer versos rimados, emplear cierto modo de métrica, o apegarse a las temáticas y modelos de ficción que ya han sido “aprobados” por la crítica anteriormente.

En muchos casos, esto significa apegarse al imaginario tradicional, es decir, a cierto folclorismo o acervo imaginario popular, que es considerado como “lo propio” en términos nacionales. De ser así, se trata de un concepto cercano al costumbrismo y al criollismo.

  1. Tradicionalismo musical

En música, se entiende como “tradicionalismo radical” a la tendencia encabezada por el norteamericano Ralph Shapey (1921-2002), cercana para algunos a la música atonal, en la que es reconocible una postura modernista, irónica, de rigor teatral y pasión rítmica.

  1. Perennialismo

La llamada filosofía perenne o perennialismo es comúnmente considerada un tipo de tradicionalismo esotérico o metafísico. Su creador, el matemático francés René Guénon (1886-1951), abogó por el retorno a los valores tradicionales de la espiritualidad (sobre todo oriental) para hacer frente a la crisis del mundo moderno.

  1. Tradicionalismo educativo

El tradicionalismo en materia educativa tiene que ver con los modelos más clásicos de enseñanza, alejados de las aplicaciones de las nuevas tecnologías y facetas más innovadoras del aprendizaje. Por lo general se trata de métodos apegados a la tiza y el pizarrón, de tipo magistral, en las que el docente es la única voz permitida en el aula.

Dependiendo del caso, las posturas más tradicionales pueden incluso abogar por el retorno de métodos considerados arcaicos, que incluyen el castigo físico y la repetición de datos como estrategias supuestamente válidas de enseñanza.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Tradicionalismo". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/tradicionalismo/