10 Características de la Tundra

Te explicamos qué es la tundra y cuáles son sus características principales. Además, tipos de tundra, su ubicación, flora y fauna.

tundra en la montaña
El paisaje de la tundra puede parecer relativamente desértico.

¿Qué es la tundra?

La tundra es un bioma, es decir, un conjunto de ecosistemas que a pesar de estar ubicados en diferentes puntos geográficos comparten características generales en relación al tipo de especies (tanto vegetales como animales) que predominan en ellos, así como el tipo de clima y suelo.

El paisaje de la tundra puede parecer relativamente desértico, ya que por sus bajas temperaturas aloja poca variedad de plantas, y en general no se observan árboles. Por eso su imagen es de inmensas llanuras.

Este bioma se encuentra en zonas cercanas a las polares, donde el suelo se congela, pero también en las grandes cumbres montañosas de todo el mundo. Cubre una décima parte de la tierra firme del planeta.

Características de la tundra

  1. Suelo

En la tundra, la superficie del suelo se encuentra permanentemente congelada. Este fenómeno de denomina permafrost. El congelamiento puede continuar en mayor o menor profundidad dependiendo de la temperatura del aire. Los suelos de la tundra suelen ser gleys, una capa de suelo que está empapado de agua con alto contenido de hierro, lo que le da un color gris verdoso.

Esto significa que aunque el suelo tiene gran cantidad de agua, la misma no siempre está disponible para su consumo por parte de plantas y animales, y por otro lado los contenidos inorgánicos del suelo lo vuelven menos fértil. En algunos tipos de tundra, la superficie del suelo se deshiela en verano. Pero el permafrost (las capas subterráneas) permanecen congeladas.

  1. Flora

Las plantas más numerosas en la tundra son los arbustos, el musgo y los líquenes. Los musgos están especialmente adaptados para este ambiente, ya que miden como máximo 10 centímetros sobre el suelo, y por lo tanto pueden soportar los intensos vientos. En este ecosistema no existen los árboles, debido a las bajas temperaturas. Sin embargo, sí pueden encontrarse hasta 400 especies diferentes de plantas con flores.

Como el suelo es muy poco nutritivo por la falta de descomposición de materiales orgánicos, la vegetación crece “en parches”, es decir, focalizada en zonas específicas donde se encuentra más agua disponible y la mínima cantidad de nutrientes necesarios.

La tundra en Islandia.
La tundra en Islandia.
  1. Fauna

Las especies de animales que viven en la tundra han experimentado adaptaciones para adaptarse a las condiciones climáticas. Algunas de estas adaptaciones son anatómicas, por ejemplo, el poseer una gruesa capa subcutánea de grasa para aislarse del frío. Otras son de comportamiento, por ejemplo, construir túneles en el suelo o en la nieve para protegerse, como los zorros, o incluso mirar en las épocas más frías, como el reno.

En la tundra se encuentra una variedad de animales herbívoros como el reno, la liebre, el lemming y el buey almizclero. Por otro lado, también hay animales carnívoros como el oso blanco, el halcón, el búho y el lobo.

  1. Tipos de tundra

Existen tres tipos de tundra en diferentes lugares geográficos:

  • Tundra ártica: Se encuentra en el hemisferio norte. La congelación del suelo avanza significativamente hacia el subsuelo. La temperatura puede llegar a los 50 grados bajo cero en invierno. Durante el verano, son ecosistemas receptores de especies migratorias.
  • Tundra antártica: Se encuentra cercana al polo sur, en el continente antártico y en las islas cercanas. Sólo en zonas muy limitadas tiene vida vegetal, a excepción de líquenes, musgos y algas. Estas especies vegetales se encuentran tanto en la tierra como en el agua. Los únicos mamíferos que habitan aquí son los pingüinos y las focas.
  • Tundra alpina: Se encuentra a gran altitud, con baja presión del aire y fuertes vientos. Los suelos están más drenados que en los otros tipos de tundra, pero de todas formas no crecen vegetales mayores a los arbustos.
  1. Clima

En los tres tipos de tundra los inviernos son extremadamente frío, manteniendo el suelo congelado de forma constante. El promedio de temperatura invernal es de 28 grados bajo cero. Sin embargo, los veranos son diferentes en la tundra ártica y alpina, en que existe más agua disponible y aumenta significativamente la biodiversidad. Esto se debe a que la temperatura puede llegar a los 10 grados. Por ello, estos ecosistemas atraen también durante el verano a especies migratorias.

  1. Contenido de carbono en el suelo

A nivel mundial, la mayor cantidad de carbono atrapado en el suelo está en los biomas de taiga y tundra, en los suelos congelados. Cuando el suelo se funde ligeramente, el carbono se libera, en forma de dióxido de carbono.

  1. Importancia ecológica

La tundra en Alaska.
La tundra en Alaska.

Si bien el descongelamiento de la superficie es un efecto natural cuando aumenta la temperatura en verano, los grandes depósitos de carbono se encuentran en el permafrost, es decir, en las capas inferiores que permanecen congeladas. Mientras la tundra se mantenga congelada, el carbono atrapado no será contaminante. Es decir que la tundra protege al planeta de la emisión de dióxido de carbono, que es uno de los gases más tóxicos.

  1. Sol de medianoche

Tanto en la tundra antártica como en la tundra ártica se produce el fenómeno del “sol de medianoche”. Debido a su cercanía con los polos, en verano el sol permanece sobre el horizonte o bien apenas se oculta, creando el fenómeno de las noches blancas.

  1. Noche polar

Es el fenómeno contrario al sol de medianoche: durante el invierno, en las zonas cercanas a los polos el sol permanece oculto durante días o incluso meses, aumentando el tiempo de noche cuanto más cerca la zona se encuentre al polo. La ausencia del sol es uno de los factores que garantizan el congelamiento del suelo en la tundra.

  1. Amenazas

La principal amenaza para este bioma es el calentamiento global, ya que con el derretimiento de los hielos polares también se ve amenazada la tundra, creando a su vez la enorme amenaza de la liberación del carbono que contiene. Además, la capa de ozono se ve debilitada en zonas cercanas a los polos, dejando libre el paso para los rayos ultravioleta que la dañan.

Una de las especies de la tundra, el liquen, es enormemente sensible a la contaminación, ya que sólo puede sobrevivir con grandes provisiones de oxígeno. Esta especie es alimento de muchos animales de la tundra, es decir que la contaminación afecta a todo el ecosistema.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características de la Tundra". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/tundra/