10 Características del
Vegetarianismo

Te explicamos qué es el vegetarianismo y cuáles son sus ventajas y desventajas. Origen, historia y diferencias con el veganismo.

vegetarianismo
Todos los alimentos de origen vegetal pueden incluirse en una dieta vegetariana.

¿Qué es el vegetarianismo?

El vegetarianismo o vegetarismo es un régimen alimenticio que rechaza el consumo de carnes de todo tipo, de pescado y de productos derivados de origen animal, dependiendo de su grado de rigurosidad.

Así, el vegetarianismo puede oscilar entre formas más leves o moderadas, y el vegetarianismo total o veganismo. A menudo esto también involucra una forma de filosofía vital de rechazo hacia la explotación animal y el maltrato de las demás especies.

Por eso, un vegetariano a menudo se opone al consumo de productos no alimenticios que provengan de actividades de maltrato, como son cosméticos probados en animales, cueros, pieles y otros elementos de consumo. Esto puede también estar acompañado de actitudes de compromiso ecológico y/o anticapitalista.

Sin embargo, a menudo la dieta vegetariana acepta harinas, azúcares y otros productos procesados o con colorantes, lo cual la distingue de otros modelos dietéticos como la comida macrobiótica o naturista.

Ver también: Alimentación.

Características del vegetarianismo

  1. Origen

El vegetarianismo es una tendencia dietética muy antigua en la historia de la humanidad.

Prácticas religiosas ancestrales como la brahmánica o hindú lo contemplaban entre sus dharmas o filosofías de vida.

También se dice que el antiguo filósofo griego Pitágoras la imponía a sus seguidores, por lo que antiguamente se conocía a la dieta vegetariana como “dieta pitagórica”.

Sin embargo, la primera mención del vegetarianismo como tal en el mundo occidental aparece en 1847, en Inglaterra, debido a la aparición de la Vegetarian Society en Manchester, la primera asociación vegetariana de la historia.

  1. Tipos de vegetarianismo

vegetarianismo ovolactovegetariano
Los ovolactovegetarianos consumen también huevos y lácteos.

Dependiendo de qué tan rigurosa sea su dieta o de qué alimentos del mundo animal acepta consumir, podremos hablar de varias dietas vegetarianas:

  • Apiovolactovegetariano. No consume ningún tipo de carnes ni pescados, pero sí huevos, lácteos y miel.
  • Ovolactovegetariano. No consume ningún tipo de carnes ni pescados, pero sí huevos y lácteos.
  • Lactovegetariano. No consume ningún tipo de carnes ni pescados, pero sí lácteos y miel.
  • Ovovegetariano. No consume ningún tipo de carnes ni pescados, pero sí huevos y miel.
  • Apivegearianismo. No consume ningún tipo de carnes ni pescados, ni lácteos, ni huevos, pero sí miel.
  • Pescetarianismo. No consume ningún tipo de carnes, excepto pescados y frutos del mar, huevos, lácteos y miel.
  • Semivegetariano. Simplemente consume la menor cantidad posible de carnes.
  • Veganismo. No consume ningún tipo de productos de origen animal.
  1. Historia

La primera noticia que se tiene de actitudes abiertamente vegetarianas (en realidad lactovegetarianas) provienen de la India y la Grecia Antiguas, alrededor del siglo VI a. C.

En ambos casos se las vincula con actitudes de no violencia o de rechazo al asesinato para comer, debido a motivaciones filosóficas o religiosas.

Este tipo de actitudes, que se asociaron al mundo pagano, desaparecieron totalmente de Occidente cuando el Medioevo impuso el cristianismo como doctrina moral y religiosa imperante.

Se sabe que muchas órdenes monacales restringían el consumo de carnes rojas, pero no de pescados, como una forma de fomentar el ascetismo.

El vegetarianismo resurgió con el Renacimiento y desde entonces se ha cultivado. Pero su aceptación y popularización es más bien reciente: la Unión Vegetariana Internacional, de hecho, fue creada en 1906.

  1. Ventajas

Las ventajas de la dieta vegetariana tienen que ver con la reducción de grasas en el organismo, menores incidencias de diabetes tipo 2 y niveles mucho más saludables de presión sanguínea, colesterol y menor riesgo de enfermedades cardíacas.

Esto, desde luego, asumiendo que se cumpla con otras condiciones vitales como ejercicio, consumo de nutrientes faltantes como suplemento, y se eviten el alcohol y el tabaco.

La dieta vegetariana no es una cura para ninguna enfermedad.

  1. Desventajas

La eliminación de las carnes en la dieta tiene como consecuencia negativa la erradicación de las fuentes de vitamina B12.

Esta vitamina es imposible de sintetizar en el organismo humano, es vital para la correcta función cerebral, y existe en bajísimas proporciones en el mundo vegetal.

No son un sustituto viable los huevos y los lácteos, por lo que estos nutrientes, así como la omega3, vitamina D y calcio, a menudo deben consumirse de manera suplementaria.

La dieta vegetariana no protege contra la osteoporosis, ni contra varios tipos de cáncer, como el de mama, de colon o de próstata.

De hecho, dietas semivegetarianas que permiten un consumo flexible pero restringido de carnes animales (pescado, pollo) suelen ser mucho más saludables en ese sentido que una dieta vegetariana pura.

  1. ¿Qué comen los vegetarianos?

Los vegetarianos siguen una dieta desprovista de carnes: ni de res, ni de cerdo, ni de pollo.

Dependiendo de su orientación, como vimos antes, pueden también prescindir de los huevos, de los peces y frutos del mar, y de los derivados lácteos (leche, manteca, etc.).

Estos productos son reemplazados en la dieta vegetariana por vegetales, hortalizas, frutas, granos, frutos secos, tubérculos y todo tipo de alimentos de origen vegetal.

  1. Motivaciones

Adoptar una dieta vegetariana habitualmente se debe a tres posibles motivaciones:

  • Salud. No es un secreto para nadie los riesgos para la salud que significan las carnes rojas, especialmente vacunas y porcinas. Su contenido graso es enorme, y se las ha vinculado con la incidencia de cáncer y de diabetes. Una dieta vegetariana podría huirle a dichos riesgos.
  • Ecología. La ganadería extensiva es, en muchos casos, una fuente de contaminación importante: no sólo por la cantidad de desperdicios que significa, sino porque el ganado es tratado con antibióticos, aditivos, hormonas y otros productos sintéticos que, a la larga, ocasionan daños a la especie, a los consumidores y al medio ambiente.
  • Ética. Dadas las horrendas condiciones en que muchos animales de cría son tratados en granjas intensivas y mataderos, muchas personas prefieren ejercer una oposición pasiva al sistema al no consumir sus productos, mayormente carnes rojas y pollos.
  • Religión. Algunas religiones estipulan el vegetarianismo como un mandamiento para sus fieles, como es el caso de la religión hinduista, jainista, budista o adventista.
  1. Vegetarianos en el mundo

La India es el país con mayor proporción de vegetarianos.

La India es el país con mayor proporción de vegetarianos del mundo (un 40%), sin duda debido a las motivaciones religiosas que supone el hinduismo, cuando no a los márgenes de pobreza de las clases desfavorecidas. Recordemos que en ese país la vaca es un animal sagrado.

En los países occidentales el porcentaje es muy inferior, aunque en reciente crecimiento.

Reino Unido, por ejemplo, es uno de los países occidentales con mayor cantidad de vegetarianos, que ascienden a un 7% de la población (unos cuatro millones de personas), superado sólo por Alemania con un 8 a 9%, cifras muy por encima de la española, por ejemplo, con apenas 0,5% (no más de 200.000 personas).

Se estima que un 6,7% de la población mundial es vegetariana, de acuerdo a Vegetarian Resource Group en 2006.

  1. Vegetarianismo y veganismo

El término “vegano” surgió para distinguir al vegetarianismo simple, que escoge una dieta libre de carnes de todo tipo, pudiendo sin embargo comer productos lácteos, huevos, y en algunos casos pescados y mariscos, de su variante más extrema, que rechaza todo alimento proveniente de fuente animal.

Hasta ese momento se les conocía como “vegetarianos totales”.

  1. ¿Es saludable ser vegetariano?

Cualquier modelo de dieta posee sus beneficios y desventajas, si tomamos en consideración la tendencia de nuestra especie a ser omnívoros, es decir, consumir alimentos tanto de origen vegetal como animal.

Sin embargo, la OMS hace años que advierte sobre los riesgos a la salud inherentes a las dietas ricas en grasas, sobre todo en carnes rojas, por lo que una opción vegetariana podría ser alternativa al riesgo de arteriosclerosis, cáncer y diabetes que entrañan las carnes animales.

No obstante, es necesario emprender una dieta vegetariana con seriedad e información, para poder suplir apropiadamente los nutrientes básicos que las carnes proveen.

Del mismo modo, se puede emprender una dieta vegetariana que excluya las carnes rojas pero no el pescado y los lácteos. Es particularmente importante incluir lácteos como fuente de vitamina B12 y otros nutrientes proteicos poco abundantes en el mundo vegetal.

Referencias:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Vegetarianismo". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/vegetarianismo/


Relacionados