10 Características del
Virreinato de la Nueva España

Te explicamos qué fue el Virreinato de Nueva España, cómo era su sociedad, cultura, economía y características principales.

Colonizacion-min
El Virreinato de la Nueva España existió entre los siglos XVI y XIX.

¿Qué fue el Virreinato de la Nueva España?

El Virreinato de la Nueva España fue una de las cuatro divisiones virreinales en que estaba organizada la colonia americana del Imperio Católico Español, junto con el Virreinato de la Nueva Granada, el Virreinato del Perú y el posterior Virreinato del Río de la Plata.

Fue la primera entidad territorial fundada por la corona española en América, una vez derrotado el Imperio Azteca. Su capital fue la antigua ciudad de México-Tenochtitlán, actual Ciudad de México, y era regida por la figura de un Virrey, el primero de los cuales fue Antonio de Mendoza y Pacheco. Su extensión territorial enorme, abarcaba los territorios españoles en Norteamérica, Centroamérica, Asia y Oceanía.

El Virreinato duró hasta el siglo XIX, cuando se produjeron los primeros y definitivos movimientos sociales que condujeron a la Guerra de Independencia que culminó en 1821. Entonces se erigió en su lugar el Primer Imperio Mexicano.

Puede servirte: Historia de México

  1. Antecedentes

La guerra de conquista finalizó en el siglo XVI y el territorio del caído Imperio Azteca fue gobernado inicialmente por el conquistador Hernán Cortés. Fue él quien propuso al emperador Carlos V el nombre de “la Nueva España del mar Océano”, ya que la fertilidad y clima de aquellas nuevas tierras le recordaban a la península.

Bajo el mando de Cortés se organizó a la población indígena sometida para iniciar la explotación agrícola, minera y costera de las tierras americanas, a la par que iniciaban las campañas de evangelización de parte de los franciscanos, dominicos y agustinos. La guerra contra las tribus resistentes restantes duró hasta principios del siglo XVII, cuando fueron casi exterminadas.

  1. Fundación

El Virreinato de la Nueva España se fundó el 8 de marzo de 1535, bajo el mando de Antonio Mendoza y Pacheco, político y militar español, caballero de Santiago y primer comendador de Socuéllamos. Su mando duró hasta 1550, cuando pasó a regir el Virreinato del Perú entre 1551 y 1552.

  1. Extensión territorial

Antiguo-mexico-min

El territorio del Virreinato era gigantesco. Abarcaba la totalidad del territorio actual de México y los actuales territorios estadounidenses de California, Nevada, Colorado, Utah, Nuevo México, Arizona, Texas, Oregón, Washington, Florida, partes de Idaho, Montana, Wyoming, Kansas, Oklahoma y Luisiana; además de la región suroeste de la Columbia Británica, actual Canadá.

A eso se suman los territorios de los actuales países de Guatemala, Belice, Costa Rica, El Salvador, Honduras y Nicaragua, que formaban la Capitanía General de Guatemala.

Además, los de Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, Trinidad y Tobago, y Guadalupe, que formaban la Capitanía General de Cuba. Y finalmente, los territorios de Filipinas, Carolinas y Marianas en Asia y Oceanía, que conformaban la Capitanía General de Filipinas.

  1. Virreyes

La Nueva España tuvo más de 62 virreyes, de los cuales destacan los siguientes:

  • Antonio de Mendoza y Pacheco, primer virrey, entre 1535 y 1550.
  • Luis de Velasco, sucesor de Mendoza y Pacheco, gobernó entre 1550 y 1568.
  • Martín Enríquez de Almansa, sucesor de Velasco, gobernó entre 1568 y 1580.
  • Antonio María de Bucarelli y Ursúa, virrey entre 1771 y 1779.
  • Vicente Güemes Pacheco, único virrey nacido en América, gobernó entre 1789 y 1794.
  • Juan O’Donojú, último virrey de la Nueva España, realmente no ejerció el cargo, nombrado y depuesto en 1821.
  1. Régimen virreinal

La organización política del Virreinato estaba conformada por diversos reinos, capitanías generales y señoríos, jerárquicamente organizados bajo el comando del virrey, quien a su vez obedecía a las autoridades peninsulares de la corona, en el Real Consejo de Indias.

Además del virrey, existían otros regidores secundarios, pues el Virreinato se dividía a su vez en Reinos: Nueva España, Nueva Galicia, Guatemala, Nueva Vizcaya, Nuevo Reino de León, Nuevo México, Nueva Extremadura y Nuevo Santander. Además, existieron las tres Capitanías Generales ya mencionadas, cada una con un gobernador y un Capitán General.

Por último hubo dos señoríos: el Marquesado del Valle de Oaxaca, otorgado al mismísimo Cortés y sus descendientes, y el ducado de Atlixco, otorgado en el siglo XVIII a José Sarmiento de Valladares, ex virrey.

  1. Sociedad virreinal

La sociedad en la época colonial estaba integrada por estratos raciales bien definidos, que distinguían claramente entre blancos europeos y criollos indígenas sobrevivientes a la conquista y su descendencia, y esclavos negros traídos de África, incorporados desde años tempranos para suplir a los aborígenes en las labores físicas de la minería, ya que eran mucho más resistentes.

Además, los indígenas sobrevivientes a la conquista fueron diezmados por los tratos crueles de la servidumbre y por las enfermedades traídas por los conquistadores, desconocidas para ellos hasta entonces.

No obstante, a lo largo de los siglos que duró la colonia se produjo un intenso mestizaje que combinó las tres razas en una serie de castas, cada una de las cuales tenía su denominación propia:

  • Mestizos. Mezcla de español e indígena.
  • Castizos. Mezcla de español y mestizo.
  • Mulato. Mezcla de español y negro.
  • Morisco. Mezcla de español y mulato.
  • Albino. Mezcla de español y morisco.

A partir de estas castas surgieron otras y una enorme variedad étnica que condujo al mestizaje y a obtener la llamada “raza cósmica” o “crisol de las razas”, con que se asocia hoy en día lo latinoamericano.

  1. Economía virreinal

La economía del virreinato era meramente extractivista ya que explotaba los recursos naturales (agrícolas y mineros) del Nuevo Mundo para enviar a la península.

La corona imponía a sus colonias un modelo de restricciones comerciales que le garantizaba el control y el mayor beneficio de toda la actividad económica de sus virreinatos. Además impartía las tierras americanas a sus emisarios, creando así los primeros y mayores latifundios coloniales.

A pesar del monopolio comercial, el contrabando y la piratería proliferaron enormemente en territorio y aguas virreinales, especialmente vinculados con la corona británica, principal enemiga en esa época de los españoles.

  1. Rol de la Iglesia

Colonias-min
La iglesia católica se encargó de inculcar la lengua, la religión y la cultura.

Luego de la conquista continuó un intenso trabajo de implantación de la lengua, religión y cultura españolas y en ello la iglesia católica y su inquisición jugaron un papel central.

La implantación de los códigos morales católicos, sobre todo, fue imprescindible en el Virreinato de la Nueva España, ya que muchos de sus pobladores aborígenes provenían de culturas teocráticas con prácticas muy arraigadas como la poligamia, el sacrificio humano o el politeísmo.

La Virgen de Guadalupe fue particularmente significativa en la evangelización de México, que sirvió como bisagra para integrar a los mestizos y aborígenes al culto. Casos como éste abundaron en la América Latina y fueron el principio de un sincretismo complejo entre las tres culturas madre en convivencia.

  1. Cultura

En el corazón virreinal se fusionaron durante tres siglos los restos de las culturas precolombinas con la española y, en menor medida, la africana.

Esto sirvió de combustible para uno de los centros culturales americanos del Imperio Español, que produjo nombres de importancia para la literatura hispana como Sor Juana Inés de la Cruz y Juan Ruiz de Alarcón, o químicos como Andrés Manuel del Río, descubridor del Vanadio.

  1. Guerra de Independencia

El Virreinato de la Nueva España tuvo su fin en la Guerra de Independencia, que como en otras colonias españolas americanas, aprovechó la caída del trono español ante las tropas napoleónicas en 1808 para liberarse de las restricciones económicas y políticas que le imponía la sociedad colonial.

En 1810 se hicieron las primeras proclamas independentistas y ya en 1821 se alcanzó la libertad y se erigió un gobierno autónomo: el Primer Imperio Mexicano, regido por Agustín de Iturbide.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Virreinato de la Nueva España". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/virreinato-de-la-nueva-espana/