10 Características de los Virus

Te explicamos qué son los virus y cuáles son sus características principales. Además, cómo se clasifican y cómo es su proceso de infección.

virus - ilustracion
Los virus fueron descubiertos en el año 1899.

¿Qué son los virus?

Los virus son una especie de agentes parasitarios microscópicos y acelulares (que no están hechos de células), capaces de reproducirse únicamente en el interior de una célula hospedadora, por lo general valiéndose de sus mecanismos de replicación genética y ocasionándole daños en el proceso.

Los virus son capaces de infectar cualquier forma de vida, desde animales y plantas hasta bacterias y otros virus (virófagos), y existen en todos los ecosistemas terrestres, siendo la forma biológica más abundante conocida: se han descrito más de 5000 especies de virus desde su descubrimiento en 1899, pero se estima que podrían existir millones de ellos.

El origen de los virus

El origen de los virus es incierto, ya que existen diversas teorías al respecto. Algunas suponen que podrían haber evolucionado a partir de plásmidos (fragmentos de ADN de vida libre), y otras que podrían provenir de bacterias u otros organismos celulares, a pesar de que su estructura es mucho más simple que la de éstos.

En lo que sí están de acuerdo los virólogos es que se trata de organismos muy primitivos en la historia de la vida, a pesar de que no existen registros fósiles virales. Las especies de virus conocidas y preservadas datan de hace no más de 90 años. Por otro lado, los virus poseen una enorme capacidad de mutación, lo cual lo hace enormemente adaptables y cambiantes.

Características de los virus

  1. Tamaño

El tamaño de la mayoría de los virus es tan diminuto que no pueden observarse a través de un microscopio óptico, si bien existen excepciones como los virus de gran tamaño (llamados girus) cuyo tamaño es excepcional.

  1. Morfología

Si bien los virus son enormemente diversos en su forma y estructura, suelen ser unas 100 veces más pequeños que las bacterias y consistir en una molécula de ADN envuelta en una cápsula de proteínas. Existen cuatro formas posibles de virus:

  • Helicoidal. En forma de hélice, con una cavidad central hueca en donde se aloja el material genético (ARN o ADN).
  • Icosaédrica. Casi esféricos, simétricos, son los más abundantes de todos los que infectan a los animales.
  • Envoltura. Estos virus poseen una envoltura de lípidos que extraen de la misma membrana celular de sus víctimas. Esa misma capa es utilizada para inocular su material genético dentro de la célula.
  • Complejos. Los virus con formas complejos pueden ser a medias icosaédricos, helicoidales e incluso tener estructuras adicionales, como colas de proteínas. En muchos casos, estas “colas” se emplean a modo de jeringa para inyectar a la célula el material genético del virus.
  1. Infección

El proceso de reproducción de los virus comprende diversas etapas y tiene lugar dentro del organismo infectado y específicamente dentro de cierto tipo de células (selectividad infecciosa). Estas etapas son:

  • Adhesión. A través de diversos mecanismos, el virus se sujeta a la célula a infectar, luego de haberla identificado como propicia (debe tener ciertas características que le garanticen al virus la replicación de su material genético).
  • Penetración. Se llama “penetración vírica” a la fase en que el virus se introduce en la célula, ya sea a través de fusión de membranas o de órganos específicos para inocular su material genético al interior de la célula.
  • Replicación. El material genético del virus obliga a la célula a sintetizar las proteínas que constituyen al virus, replicando así la misma forma infecciosa original en su interior.
  • Liberación. La célula infectada muere, ya que el número de virus sintetizados en su interior revienta su membrana plasmática, liberando estas formas infecciosas al medio ambiente y perpetuando así el ciclo.
  1. Clasificación

Se han identificado varios tipos de virus de acuerdo al tipo de material genético que poseen y el método de replicación que utilizan en el interior de la célula:

Virus ADN. Como indica su nombre, estos virus poseen ADN y precisan de hacerlo llegar al núcleo de la célula infectada para poder dar pie a la síntesis de sus proteínas. Este tipo de virus puede ser, a su vez:

  • Bicatenario. Con ADN de doble cadena.
  • Monocatenario. Con ADN de una sola cadena.

Virus ARN. A diferencia de los anteriores, poseen ARN como material genético y suelen replicarse en el citoplasma de la célula, en vez de su núcleo. Pueden identificarse cinco subtipos:

  • Bicatenario. Con ARN de doble cadena en su genoma.
  • Monocatenario positivo. Con ARN de cadena simple, con una polaridad positiva que hace simple y veloz su replicación.
  • Monocatenario negativo. Con ARN de cadena simple, pero de polaridad negativa, por lo que requiere de ciertos procesos para devenir en positivo antes de su replicación.
  • Monocatenario retrotranscrito. Con ARN de cadena simple, pero se replican a través de mecanismos inversos: produciendo un ADN viral a partir del ARN que poseen.
  1. Período de vida

Los virus poseen un período de vida relativamente breve, dado que su existencia entera está dedicada a la identificación e infección de células propicias. Sin embargo, las infecciones virales pueden ser pasajeras o crónicas, curables o fulminantes.

  1. Enfermedades

Las enfermedades producidas por virus en el hombre son abundantes. Oscilan entre las infecciones pasajeras, que duran lo que tarde el sistema inmunológico en controlar la presencia del virus y expulsarlo del organismo, y otras que requieren tratamiento para eliminar o al menos controlar la infección.

A lo largo de la historia ha habido numerosas pandemias de origen viral que han costado numerosas vidas humanas, como la varicela, el ébola, el dengue o la fiebre chikunguña.

  1. Transmisión

La transmisión viral depende en gran medida del tipo de enfermedad del que se trate, pudiendo contagiarse de un individuo sano a otro, directamente, mediante el intercambio de fluidos (contacto sexual, transfusiones sanguíneas o incluso a través de la tos y el contacto directo con la piel infectada); o indirectamente, a través de un intermediario (un mosquito, una pulga, una mordedura de animal, etc.).

  1. Tratamiento

Dado que los virus no responden a los antibióticos, en muchos casos el único tratamiento posible es el reposo y tratar los síntomas para evitar complicaciones mayores. En otros casos más severos, la infección viral requiere de un tratamiento médico mediante retrovirales. Algunas infecciones virales no pueden curarse de plano, sino mantenerse a raya, a niveles poco peligrosos e infectantes.

  1. Tecnología viral

Muchos virus pueden ser empleados por la tecnología humana con distintos fines, que van desde control de pestes, armas biológicas o actores biológicos en la industria médica y en la nanotecnología. Esto se debe a que son organismos relativamente simples, que pueden ser diseñados a través de la evolución asistida en laboratorio.

  1. ¿Seres vivos?

Existe debate respecto a si los virus son o no seres vivientes, dado que poseen características semejantes a la vida (como el material genético) y son dependientes de células vivas para sintetizar sus proteínas, pero difieren de incluso las bacterias más primitivas en que son infinitamente más simples.

Además, la lógica de la vida conocida se basa en la unidad mínima de la célula, y los virus no están compuestos de ellas. Por eso se acepta que son seres al margen de la vida.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características de los Virus". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/virus/