10 Características de una
Zona Urbana

Te explicamos qué es una zona urbana, cómo es su población, productos y servicios. Además, diferencias con zonas rurales.

zona urbana
Es el territorio que ocupa una ciudad y sus adyacencias.

¿Qué es una zona urbana?

Cuando hablamos de zona urbana, espacio urbano, medio urbano, área urbana, núcleo urbano, casco urbano o territorio urbano, nos referimos al paisaje propio de las ciudades grandes o pequeñas, lo cual supone ya ciertas dificultades en su definición. Generalmente, una ciudad es una población de determinado número (variable) de personas.

En cuanto a la actividad económica, predominan:

  • Sector secundario (manufactura de productos elaborados a partir de materias primas)
  • Sector terciario (servicio).

Sin embargo, a veces puede hablarse también de agrociudades, pertenecientes al sector primario (producción de materia prima).

La zona urbana es el territorio que ocupa una ciudad y sus adyacencias. Sin embargo, no es simple delimitar la zona urbana, pero se sabe que toda ciudad posee una serie de rasgos semejantes en cuanto a edificación e infraestructura, a servicios básicos, a densidad poblacional y extensión superficial.

Aunque las ciudades del mundo ocupan apenas un 3% del espacio disponible en el planeta, consumen un 60 a 70% de sus recursos naturales y energéticos.

Ver también: Ciudad

Características de una zona urbana

  1. Diferencias con zona rural

Las zonas rurales son aquellas destinadas a la actividad agropecuaria, o que contiene espacios verdes salvajes (reservas) o recreativos.

Están menos densamente habitados que las ciudades, además de que en muchos países se encuentran alejadas de ellas.

En algunos casos, están desprovistas incluso de servicios básicos indispensables para la vida en ciudad. Sin embargo, es habitual en los países industrializados que el campo se haya modernizado.

En cambio, la población urbana habita zonas más densas, más contaminadas y que albergan modelos de vida más veloces, vertiginosos y estresantes.

Mientras las zonas rurales se dedican generalmente al sector primario de la sociedad (producción), las urbes contienen los sectores secundarios (manufactura) y terciarios (servicios). Por eso suelen ser los centros del poder financiero y político.

Como consecuencia, es común que los pobladores rurales deban acudir a las ciudades para obtener determinados servicios o para cumplir con determinados trámites burocráticos. En el mundo moderno, las ciudades son el asiento del poder.

Ver también: El campo y la ciudad

  1. Tipos de zonas urbanas

zona urbana megalopolis moscu
Megalópolis como Moscú unen varios centros urbanos en una única zona urbana.

Comúnmente se distingue entre las zonas que integran un núcleo urbano, de esta manera:

  • Centro urbano o casco urbano. Se refiere al área de la ciudad propiamente dicha, incluyendo sus calles, autopistas y parques o zonas verdes.
  • Área metropolitana. En el caso de las ciudades particularmente grandes, su mancha urbana no se limita a un casco o centro, sino que abarca varios kilómetros a la redonda, englobando otros pueblos cercanos o ciudades satélite, en lo que se denomina como área metropolitana (o conurbano).
  • Megalópolis. Se trata de núcleos urbanos de tal envergadura, que se mantienen uniformes a lo largo de cientos de kilómetros a la redonda. Verdaderas mega-ciudades.
  • Suburbios o periferia. Aquellas zonas residenciales extrarradio, es decir, alejadas del corazón de la ciudad, pero integrada a él mediante vías de transporte. En algunos casos el término se emplea para referir las zonas pobres o deprimidas, mientras que en otros simplemente las zonas distantes del centro.
  1. Población urbana

El intercambio demográfico entre distintas urbes es un fenómeno hoy en día acostumbrado. Por eso, la población de las ciudades por lo general es mucho más cosmopolita que la de las zonas rurales.

Las ciudades poseen métodos de transporte interno y externo que las mantienen conectadas con el campo y con otras ciudades. Estas conexiones permiten además que la población urbana aspire cada día más a un modelo de interconexión global mayoritariamente citadino.

Por demás, la población urbana es dependiente de la zona rural en materia alimenticia, ya que los alimentos son producidos en su enorme mayoría en zonas agropecuarias rurales.

Debido a la distancia, desde hace ya siglos existe una notoria desconexión entre el consumo de la comida procesada y su elaboración o su materia prima. Por ejemplo, los niños de ciudad saben que la leche proviene del supermercado y la asocian con una vaca, pero en general no conocen el proceso de ordeñe.

Además, la población urbana vive en áreas mucho más densamente pobladas que la rural. Esto se debe a que están concentradas en edificaciones verticales en lugar de en extensos hatos o haciendas. Por eso, las poblaciones urbanas son más relevantes políticamente (o al menos electoralmente).

Además: Población rural y urbana

  1. ¿Por qué es importante?

En primer lugar, las zonas urbanas contienen hoy en día grandes cantidades de población política, social y económicamente activa. Además, representan la aparición de nuevas formas de ejercicio económico e industrial que son improbables en la zona rural.

El mundo contemporáneo, en ese sentido, ha hecho de algunas ciudades verdaderos ejes del flujo demográfico, cultural y económico del planeta (llamadas ciudades globales).

  1. Productos

zona urbana productos
Las fábricas transforman materias primas y obtienen valor agregado.

En las zonas urbanas suele predominar la industria manufacturera (ciudades industriales). Son habituales las fábricas, talleres y otros espacios dedicados eminentemente al trabajo y la transformación de materias primas.

Estos productos generalmente urbanos obtienen así un valor añadido que incrementa su precio, y brindan trabajo a sectores de la clase obrera. Estos productos suelen pertenecer a las industrias automovilísticas, químicas, textiles, de ensamblaje, etc.

Otro rubro importante en las ciudades es el comercio. Relacionado con este, el transporte de mercancías es una actividad inherente al intercambio económico entre ciudades o, inclusive, entre sectores distantes de la misma ciudad.

  1. Servicios

La zona urbana concentra diversos servicios que ofrece a sus habitantes, a los de otras ciudades o a los de las zonas aledañas. Entre ellos suele estar la administración de los servicios básicos: agua, electricidad, telecomunicaciones.

Además, son centros de educación y salud. Por el contrario, estos servicios suelen ser escasos siempre minoritaria en las áreas rurales. Dentro de las ciudades, además, se dan los servicios de recolección de desechos, manejados siempre más artesanalmente en las zonas rurales.

Las ciudades son el asiento del poder político. Por eso concentran los servicios de gestión burocrática o administrativa propios de la vida republicana: identificación, regulación, ejercicio ciudadano, etc.

  1. Paisaje suburbano

En el área suburbana se integran la ciudad y el campo.

El paisaje suburbano es el área de difusión entre la zona rural y la urbana, es decir, el paso de una a la otra, por lo general indefinido, difuso y constantemente cambiante, a medida que el panorama urbano muta y la ciudad expande sus fronteras. Se trata de un paisaje de integración entre ciudad y campo.

  1. Espacios rururbanos

Se conoce con este nombre a aquellas regiones externas a la ciudad que se emplean con fines industriales o urbanos, tales como autopistas, campos fotovoltaicos, instalaciones deportivas, invernaderos, etc. Se trata de espacios no propiamente rurales, sino extensiones urbanas en las afueras de la ciudad.

  1. Características de la vida rural

La vida rural responde a otros ritmos que la urbana. En primer lugar, sus días inician más temprano, según el horario agrícola que exige el aprovechamiento de los primeros rayos del sol, además de la convivencia con animales de cría y con especies salvajes eventuales.

Se trata de una vida más saludable en cuanto a alimentos más frescos, recién extraídos, a poca necesidad de desplazamiento diario, ya que la casa suele estar en el mismo lugar de cosecha o muy cerca. Esto suele evitar fuentes de estrés, pero al mismo tiempo se trata de una vida muy exigente desde el punto de vista físico.

  1. Las migraciones urbanas

A mediados del siglo XX se dio un verdadero boom en los procesos mundiales de urbanización. Se produjo un éxodo desde las zonas rurales hacia las urbanas, producto del seductor modo de vida de la sociedad de consumo.

Otro motivo de esta migración fue que en muchas naciones el agro no se había modernizado y aún representaba formas de vida tradicional, pobre y aislada del resto del país.

Esto incidió en el crecimiento de las ciudades y alimentó la población urbana mundial. Como consecuencia, las sociedades peor preparadas para recibir a los migrantes vieron a su alrededor una proliferación desordenada de barrios marginales o periféricos, como alternativa para quienes no podían acceder a una vivienda en la ciudad.

Referencias:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Zona Urbana". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/zona-urbana/